Abren los colegios electorales en el Reino Unido en unos comicios enrarecidos por el terrorismo

Política y conflictos

Abren los colegios electorales en el Reino Unido en unos comicios enrarecidos por el terrorismo
Foto: Adrian Dennis

Los cerca de 40.000 colegios electorales en los que los 46,9 millones de ciudadanos británicos están llamados a votar han abierto a las 07:00 hora local del jueves, en una jornada que se prologarán durante todo el día hasta las diez de la noche, hora en la que cerrarán los colegios y comenzará el recuento de los votos.

La primera ministra, la conservadora Theresa May, votará a primeras horas en su distrito. Su principal rival, el laborista Jeremy Corbyn está previsto que vote también temprano en su distrito.

En algunos de los colegios, que han sido habilitados mayoritariamente en centros comunitarios o escuelas del país, entre otros recintos como lavanderías o pubs, se han desplegado fuertes medidas de seguridad, a raíz del atentado terrorista cometido el sábado en Londres en el que fueron asesinadas ocho personas, informa la BBC.

Se espera que los primeros resultados de estos comicios se empiecen a conocer hacia la media noche, aunque al cierre de los colegios, las televisiones difundirán sondeos a pie de urna, una proyección de los resultados que suele ser fiable.

Encuestas

En un sondeo elaborada por Opinium para la cadena pública, divulgada el miércoles, el gobernante partido Tory se situaba como el partido más votado con un 43 % de apoyos, frente al 36 % de la formación liderada por el izquierdista Corbyn.

Sin embargo, otros sondeos publicados en los últimos días revelaban casi un empate entre las dos principales formaciones políticas. Cuando Theresa May convocó por sorpresa en abril elecciones anticipadas anticipadas, los sondeos otorgaban al Partido Conservador una amplia ventaja.

La primera ministra explicó que había decidido adelantar los comicios para contar con una estable mayoría y un fuerte liderazgo de cara a las negociaciones del Brexit con la Unión Europea. «La única manera de garantizar certeza y seguridad en los próximos años es con la convocatoria de unas elecciones», dijo May en abril, pese a que hasta ese momento había descartado un adelanto electoral.

En el momento de la disolución del Parlamento en mayo, los conservadores tenían 330 escaños en una Cámara baja de 650, frente a los 229 del Partido Laborista.

Con estas elecciones, May pretende sumar más escaños que le permitan sacar adelante con facilidad los proyectos relacionados con el proceso de dos años previsto para que el Reino Unido abandone definitivamente la Unión Europea.