Más de 30 provincias españolas en alerta por la llegada de la primera ola de frío polar

Energía y medioambiente

Más de 30 provincias españolas en alerta por la llegada de la primera ola de frío polar
Foto: M. Cieza

Un total de 31 provincias están en alerta naranja o amarilla por bajas temperaturas, fuertes vientos o fenómenos costeros por la llegada a España de la primera ola polar, informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). A lo largo de este jueves se extenderá una masa fría y seca de aire polar a lo largo de la Península y las Baleares, lo que provocará una bajada generalizada de las temperaturas.

Las temperaturas descenderán de forma significativa este jueves y la bajada continuará el viernes. Se espera que los termómetros lleguen por la noche a -5 ºC en las mesetas y entorno de los sistemas montañosos, incluso localmente por debajo de -10ºC. Aunque no se esperan temperaturas diurnas de menos de 5ºC, el viento del norte hará que la sensación térmica sea más baja.

En las Islas Baleares, Mallorca y Menorca están en aviso naranja y amarillo por fenómenos costeros y viento. Se darán intervalos de viento de norte y nordeste de fuerza ocho, rachas de 80 kilómetros por hora y olas de tres a seis metros, informa EFE.

Girona está también en aviso naranja por fenómenos costeros que afectarán al Ampurdán, con viento del norte y nordeste de fuerza ocho, ocasionalmente nueve, con olas de cuatro a cinco metros, y en amarillo en el litoral sur, por viento de fuerza siete y olas de tres metros.

Por otro lado, Guadalajara se encuentra en alerta naranja por bajas temperaturas, que podrían alcanzar los -10 grados centígrados.

Además, tienen aviso amarillo Orense, Asturias, Cantabria, La Rioja, Navarra, Huesca, Zaragoza, Teruel, León, Burgos, Palencia, Ávila, Zamora, Segovia, Soria, Madrid, Toledo, Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Albacete, Murcia, Alicante, Valencia, Gerona, Lérida, Barcelona, Almería, Granada y Jaén. En estas provincias las heladas rebajarán la temperatura hasta los -6 grados centígrados.

La cota de nieve se sitúa en torno a los 400 metros en el norte peninsular, pudiendo ser incluso inferior ocasionalmente en torno a los 300-500 metros en Baleares. Probablemente las temperaturas empezarán a subir el sábado y la cota de nieve irá ascendiendo a lo lardo del fin de semana hasta llegar a los 1000 metros.

La Dirección General de Tráfico ha pedido precaución a los conductores desde su cuenta de Twitter.