Biden busca que la UE vuelva a ser «socia preferente» de EEUU

Política y conflictos

Biden busca que la UE vuelva a ser «socia preferente» de EEUU
Foto: Andrew Harnik| AP

El candidato demócrata a las elecciones estadounidenses, Joe Biden, quiere que la Unión Europea (UE) vuelva a ser una «socia preferente» de Estados Unidos, lejos de la hostilidad de Donald Trump, y refuerce su alianza con la OTAN, a la que promete modernizar para hacer frente a Rusia y China.

Lo más importante: en una entrevista con Efe, Kamala Harris, compañera de fórmula de Biden, ha desvelado algunas de las políticas que un futuro Gobierno demócrata tomaría hacia la UE y la OTAN con el objetivo de «reconstruir la confianza en el liderazgo y el compromiso de Estados Unidos» en la escena internacional. «Buscaremos una mayor cooperación con la Unión Europea trabajando para mejorar el comercio transatlántico, abordando el cambio climático con investigación y desarrollo conjunto en tecnologías de energía limpia, y trabajando juntos para promover normas democráticas en el país y en el extranjero», ha anticipado Harris.

«La UE —ha incidido— debe volver a convertirse en la socia preferente de Estados Unidos y no, como Trump lo ha llamado, una «enemiga estratégica»». Asimismo, ha explicado que tanto ella como Biden quieren «crear vínculos más fuertes» entre el club comunitario y la Alianza Atlántica. «La UE aporta recursos económicos, diplomáticos y civiles que pueden hacer más efectivos los esfuerzos de la OTAN y de Estados Unidos o que pueden permitir que nuestros aliados europeos aborden desafíos en seguridad sin la ayuda de la OTAN o de Estados Unidos», ha argumentado Harris, senadora por California.

En los últimos años, Washington ha expresado cierto recelo sobre los planes de la UE para reforzar su sector de la defensa y ha pedido que esos esfuerzos estén enfocados en hacer más fuerte a la Alianza y no en competir con ella. Dentro de la UE, el presidente francés, Emmanuel Macron, es una de las voces que han abogado por reforzar la defensa europea porque considera que la OTAN, por el distanciamiento de Estados Unidos y su giro a Asia, ya no es el garante que fue en el pasado.

No obstante, Harris ha querido dejar claro su compromiso con la Alianza y adelantó que planea modernizarla para que pueda «enfrentar nuevos desafíos». «Nuestra Administración se enfocará en fortalecer las capacidades de disuasión y defensa en todas las áreas integrando nuevas tecnologías, mejorando la movilidad militar y adelantándonos a futuras amenazas de Rusia y China que podrían comprometer la fuerza militar de la OTAN», ha destacado la candidata demócrata a la vicepresidencia.

Además, Harris ha enfatizado el compromiso de Biden con el Artículo 5 del Tratado de Washington, piedra angular de la OTAN que declara que un ataque a cualquier Estado aliado es un ataque contra todos, algo que Trump puso en duda durante su primera visita a la sede de la Alianza en Bruselas en 2017. Posteriormente, el mandatario ha reafirmado varias veces su respeto al Artículo 5, pero ha demostrado estar más cómodo en su discurso nacionalista y sus críticas a países como Alemania por considerar que destinan una cantidad insuficiente de su PIB a Defensa.