Bolsonaro se queda a las puertas de la Presidencia de Brasil y se enfrentará a Haddad en segunda vuelta

Política y conflictos

Bolsonaro se queda a las puertas de la Presidencia de Brasil y se enfrentará a Haddad en segunda vuelta
Foto: PILAR OLIVARES| Reuters

El ultraderechista Jair Bolsonaro ha obtenido una amplia victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, pero deberá medirse en segunda vuelta al socialista Fernando Haddad el 28 de octubre, el segundo más votado aunque a casi 20 puntos de diferencia respecto al líder del Partido Social Liberal (PSL).

En sus primeras declaraciones ha aclarado que no se convertirá en un candidato de «paz y amor», sino que mantendrá su discurso de línea dura de cara a la segunda vuelta. En un tuit ha escrito cuáles serán algunas de sus medidas: «Reducir el número de ministerios, cerrar y privatizar empresas estatales, combatir fraudes en Bolsa-Família [programa de ayuda financiera a familias pobres] para que quien la necesite pueda disfrutar ampliada esta ayuda humanitaria, descentralización del poder dando más poder económico a los Estados y municipios. ¡La política al servicio del brasileño!».

Con el 99,9% de las urnas escrutadas, Bolsonaro, capitán en la reserva del Ejército, de 63 años, obtuvo el 46,05% de los votos – necesitaba el 50+1 por ciento de los votos para ser elegido presidente en primera vuelta – frente al 29,25% del socialista Haddad, designado candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en sustitución del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, actualmente en prisión.

Las primeras proyecciones a pie de urna publicados al cierre de los colegios electorales le dieron ya una abultada victoria con el 45% de los votos a gran distancias del segundo más votado, Haddad con el 28%.

Tras emitir su voto por la mañana en Sao Paulo, Haddad dijo estar convencido de que habría una segunda vuelta y empezó a tender puentes con otros candidatos.

La clave para que el candidato del PT se acerque a los porcentajes de Bolsonaro reside en el centroizquierdista Ciro Gomes, que obtuvo el 12,45% de los sufragios.

La Presidencia de Brasil se decidirá en segunda vuelta entre Bolsonaro y Haddad - sondeos

El candidato del PT, Fernando Haddad, ha sido el segundo más votado pero a 20 puntos de Bolsonaro. | Foto: Ueslei Marcelino | Reuters

Tras conocer los resultados de la primera vuelta de las elecciones, numerosos seguidores y medios de comunicación esperaban la comparecencia del ganador, Jair Bolsonaro. Sin embargo, este no acudió a la celebración de estos resultados y sorprendió al compartir un vídeo a través de las redes sociales.

«Le hubiera encantado venir, pero en función de su estado de salud, los médicos le aconsejaron que no se expusiera a ningún tipo de riesgo, después del esfuerzo de esta mañana, y hasta la policía ya le advirtió de que existen algunas amenazas», ha dicho el presidente del PSL, Gustavo Bebianno Rocha, al entrar en la sala de convenciones.

El que gane el próximo 28 de octubre sustituirá el 1 de enero al presidente conservador Michel Temer, el más impopular desde el fin de la dictadura militar, de la que el vencedor político ultraconservdor, capitán del ejército en la reserva, se siente orgulloso, según ha declarado en numerosas ocasiones.

Según las encuestas publicadas antes de esta primera vuelta, en caso de que se llegara a una segunda vuelta entre Bolsonaro y Haddad, que ha sido confirmada este domingo, los candidatos estarían empatados con en torno al 45% de los votos.

Los cerca de 450.000 centros de votación instalados en el país abrieron a las 08.00 horas, en una jornada que ha transcurrido sin apenas incidentes en el país más grande de Latinoamérica.

Un total de 147,3 millones de brasileños estaban llamados a votar en estas elecciones que eran también legislativas, de gobernadores y de representantes de las asambleas de los estados. De todos los convocados, un total de 29,9 millones no han acudido a las urnas para elegir al próximo presidente de Brasil. Esto supone una abstención del 20,3% de los ciudadanos con derecho a voto, el mayor índice desde las elecciones del año 2002, según los datos del Tribunal Superior Electoral (TSE).