Brutal paliza de dos guardias de seguridad a un congoleño en una estación del metro de Madrid

Mundo ethos

Brutal paliza de dos guardias de seguridad a un congoleño en una estación del metro de Madrid

Un joven de la República Democrática del Congo fue agredido por dos vigilantes del metro de Madrid el pasado 27 de julio. Las imágenes, a las que ha tenido acceso en exclusiva La Sexta, fueron grabadas por las cámaras de seguridad de la estación de Avenida de América a las dos de la madrugada al cierre de las instalaciones.

El vídeo retrata, durante algo más de un minuto, la brutal paliza que los dos vigilantes proporcionaron al hombre. Entre los dos agentes lo acorralan, lo agarran del cuello y llega el primer puñetazo de muchos, hasta que el hombre queda tendido inconsciente en las escaleras mecánicas. Después, lo arrastran por el suelo, hasta que desaparecen de la imagen. Esa fue su manera de sacarlo del intercambiador de Avenida de América. Luego, sin más, lo dejaron en la calle.

El Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid, una vez ha tenido conocimiento del suceso, ha abierto un expediente informativo y ha trasladado las imágenes a la empresa que contrata al personal de seguridad. La compañía considera que el trato a la víctima fue completamente «desproporcionado«, por lo que decidió despedir a uno de los agresores de manera inmediata, según informa La Sexta. Mientras tanto, el futuro laboral de su compañero todavía está en el aire.

Otras agresiones

El abuso de la autoridad sobre los migrantes en el ámbito del transporte no es una cuestión novedosa, pues en los últimos meses se han denunciado varios casos de palizas o agresiones por parte de las autoridades a personas negras. En octubre de 2018, los vigilantes de seguridad golpearon, insultaron y echaron de un tren de cercanías en Madrid porque se negó a mostrar su billete. En febrero de este año, un guardia de seguridad empujó a un joven negro al pedirle su documentación, sin motivo alguno. La última fue en marzo, cuando nueve guardias de seguridad fueron apartados tras una agresión racista a un joven en Barcelona, todas denunciadas por SOS Racismo.

Los hechos, nuevamente, han causado malestar entre la comunidad migrante en la capital. Varias organizaciones, entre ellas SOS Racismo Madrid, exigen sanciones ejemplares ante este tipo de actitudes y agresiones racistas.

Por otra parte, Metro de Madrid se ha limitado señalar que los hechos no se produjeron en ninguna instalación del metro, y que los vigilantes tampoco trabajan para Metro de Madrid.