Comey acusa a la Casa Blanca de mentir y afirma que Rusia interfirió en las elecciones

Futuro

Comey acusa a la Casa Blanca de mentir y afirma que Rusia interfirió en las elecciones
Foto: Jonathan Ernst| Reuters

El exdiretor del FBI, James Comey, ha acusado a la Casa Blanca de mentir, al tiempo que ha declarado estar seguro de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre, ante el Comité de Inteligencia del Senado. Desde la Casa Blanca, la portavoz Sarah Huckabee ha negado que el presidente Donald Trump haya mentido.

Al ser preguntado por si el presidente Trump le pidió que abandonara estas investigaciones, Comey ha respondido: «A mi entender, no». Sin embargo, ha subrayado que Trump, de entre todas las investigaciones abiertas por el FBI, solo se ha interesado por el ‘Russiagate’ y que las motivaciones de Trump para hablar con él fueron «perturbadoras».

Sin embargo, ha sostenido que interpretó como una orden las palabras de Donald Trump cuando le sugirió que dejara «en paz» (I hope you can let him go) a Michael Flynn, ex consejero de Seguridad Nacional y supuesto enclave entre Trump y Rusia. El entorno de Donald Trump defiende que aquello fue un deseo y no una directriz del presidente.

Comey ha relatado que después de su despido pidió a un amigo que filtrara esta información. Este amigo, según apuntan varios medios, sería Daniel C. Richman, profesor de Derecho en la Universidad de Columbia y exasesor del antiguo director del FBI. Donald Trump Jr., hijo del presidente, ha reaccionado con un tuit en el que se pregunta si se trata de una broma.

Asimismo, el exdirector ha valorado que «no hay duda» de que el Gobierno ruso interfirió directamente en las elecciones estadounidenses, aunque no ha querido revelar detalles sobre las investigaciones que hay en curso.

Comey ha comenzado su testimonio asegurando que la Casa Blanca optó por difamarle a él y, «lo que es más importante», al FBI después de su despido, haciendo especial énfasis en que los motivos que Trump ha dado para justificarse son «simple y llanamente» mentiras. «Quiero que el pueblo estadounidense conozca esta verdad: El FBI es honesto, el FBI es fuerte, y el FBI es y siempre será independiente», ha añadido.