Crear una Ley Estatal LGTBI y frenar a la ultraderecha, principales reivindicaciones de la manifestación del Orgullo 2019

La manifestación, que este año conmemora el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall, homenajea la lucha de los activistas históricos por la visibilidad de la diversidad.

Por: The Objective

Mundo ethos
Crear una Ley Estatal LGTBI y frenar a la ultraderecha, principales reivindicaciones de la manifestación del Orgullo 2019

La demanda de una Ley Estatal LGTBI y la advertencia de que el colectivo no permitirá la reversión de sus derechos, han sido las principales reivindicaciones de la manifestación del Orgullo 2019, que este sábado ha recorrido Madrid y homenajeado la lucha de los activistas históricos por la visibilidad de la diversidad. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha cifrado en 1,6 millones el número de asistentes a la manifestación.

La manifestación, principal acto del Orgullo 2019 y que este año conmemora el 50 aniversario de las revueltas de Stonewall, ha comenzado a las 18:45 horas en la Glorieta de Atocha de Madrid y ha sido una de las más políticas de los últimos años tras las pretensiones de la ultraderecha de modificar las leyes LGTBI, que el colectivo ha peleado durante décadas, para formar gobiernos autonómicos y locales.

Activistas históricos han encabezado la marcha que se ha desarrollado bajo el lema ‘Mayores sin armarios. ¡Historia, Lucha y Memoria!. Por una Ley estatal LGTBI’, y que ha llevado una segunda pancarta para advertir a la ultraderecha de que no se permitirá la reversión de los derechos adquiridos con la inscripción de ‘Ni un paso atrás’.

Minutos antes de que la cabecera de la manifestación echara a andar, los colectivos organizadores, FELGTB y COGAM, han señalado la «intención política» con la que este año se celebra el Orgullo: «Necesitamos parar a la ultraderecha que ha entrado en las instituciones. Les decimos que no vamos a dar ni un paso atrás», ha dicho Uge Sangil, presidenta de la FELGTB.

En esta concentración han participado sindicatos y asociaciones civiles que han querido sumarse a esta manifestación contra la homofobia en la que ni el Partido Popular ni Ciudadanos han tenido representación oficial y no han llevado carroza a diferencia de otros partidos como PSOE y Podemos.

La diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, que ha ido en la cabecera de la manifestación, ha subrayado que «las calles se han llenado para defender el Orgullo» y ha apostado por reescribir la historia «entre todos».

A las 20:30 horas se ha realizado la lectura del manifiesto de la manifestación, redactado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), organizadora del acto, que, un año más, cuenta con el tradicional desfile de carrozas. «No vamos a ceder ante un pasado lleno de discriminación, odio y violencia al que la extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos. ¡No vamos a dar ni un paso atrás! ¡Seguiremos construyendo!», ha dicho Sangil desde la Plaza de Colón al leer el manifiesto.

Abucheos a Ciudadanos, que acude a la manifestación a pesar de las críticas

Bajo el grito de «fuera del Orgullo», asistentes a la manifestación de Madrid han increpado este sábado a dirigentes y representantes políticos de Ciudadanos (Cs) que han querido participar en el acto central del Orgullo 2019.

Un grupo de manifestantes con carteles en los que se podía leer «ciudadavox» han protestado por la presencia de políticos de la formación naranja, entre ellos, la portavoz nacional y diputada en el Congreso, Inés Arrimadas; la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y el candidato a presidir la Comunidad madrileña, Ignacio Aguado, que han respondido con proclamas como «el orgullo es de todos» o «no nos vamos, aquí estamos».

Este año, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y la COGAM (Colectivo LGTB+ de Madrid), organizadores de la manifestación, no han permitido a Ciudadanos tener una carroza en la marcha por sus pactos con Vox en gobiernos locales y autonómicos.

Las protestas y los gritos contra la presencia de Cs en la manifestación se han ido sucediendo a lo largo del Paseo del Prado y el Paseo de la Castellana, donde se les ha llegado a arrojar agua y alguna lata de cerveza. 

Inés Arrimadas ha asegurado este sábado que «no hay ni una sola fiesta por la libertad a la que Ciudadanos vaya a dejar de ir porque algunos les quieren ver fuera».

Arrimadas ha hecho estas declaraciones al comienzo de la manifestación y ha remarcado que es «una pena que hoy, que es un día de libertad para acabar con el sectarismo, para acabar con la intolerancia y para acabar con la discriminación algunos quieren discriminar y quieren que hoy los votantes de Ciudadanos del colectivo LGTBI no se sientan a gusto en el Orgullo».

Ha reconocido que le hubiera gustado que hubieran rectificado aquellos que hoy quieren hacer sentir incómodos a determinados votantes de Ciudadanos, y ha destacado que «a nosotros no nos achanta nadie».