Cuarta noche de presión migratoria en Melilla y Marruecos retira a su embajadora «mientras dure la crisis»

Política y conflictos

Cuarta noche de presión migratoria en Melilla y Marruecos retira a su embajadora «mientras dure la crisis»
Foto: Brais Lorenzo| EFE

Melilla ha vivido la cuarta noche consecutiva de presión migratoria en su perímetro fronterizo, la primera con el Ejército desplegado en el refuerzo de la vigilancia y control. Por su parte, Marruecos ya ha aclarado que la embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, llamada a consultas el pasado martes a Rabat, «no regresará mientras dure la crisis», que achaca al hecho de haber acogido en España al líder del Polisario, Brahim Ghali.

Las claves: a diferencia de las dos últimas noches, en las que los intentos de entrada pudieron ser frustrados, en la noche de este jueves han podido acceder parte de los que han conseguido aproximarse al perímetro fronterizo por diferentes puntos, según han informado a Efe fuentes policiales. Las imágenes de personas corriendo por Melilla tras saltar la valla se han viralizado en la ciudad.

La Delegación del Gobierno en Melilla ha confirmado que, ante esta situación, ha tenido que ser activado el dispositivo anti intrusión, en el que participan efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Policía Local, además del Ejército. Por ahora no hay confirmación oficial de la Delegación del Gobierno sobre el número de personas que podría haber entrado.

Se trata de la cuarta noche consecutiva de presión migratoria en Melilla, la primera de las cuales tuvo lugar en la madrugada del martes y se tradujo en la entrada de 80 migrantes de origen subsahariano a las 4:45 horas, que lograron bordear el Dique Sur en un intento de más de 300. El segundo intento fue el martes a las 23.40 horas, también en la misma zona y participaron 40 inmigrantes, aunque ninguno de ellos pudo entrar.

El último se había producido en la madrugada de ayer, en el que participaron alrededor de un centenar de personas de origen marroquí por la zona entre el Río de Oro y Mariguari, que fue frustrado por la actuación de agentes españoles y marroquíes.

En cambio, la delegación en Melilla del Sindicato Unificado de Policía (SUP) afirmó en Twitter que fueron «cientos de jóvenes marroquíes» los que «han saltado la valla» y colgó un breve vídeo del intento de entrada. En las imágenes, se ven varias personas junto al perímetro fronterizo, en un tramo equipado con los peines invertidos instalados por el Ministerio del Interior para impermeabilizar la frontera.

Marruecos retira a su embajadora de España hasta que acabe «la crisis»

La embajadora marroquí en España, Karima Benyaich, llamada a consultas el pasado martes a Rabat, «no regresará mientras dure la crisis, y la crisis durará mientras continúe su verdadera causa», que es la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en territorio español «en condiciones indignas para un estado de derecho» y su no comparecencia ante la Justicia española, ha declarado el ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita.

En la primera referencia de un responsable marroquí a la avalancha migratoria sobre Ceuta de los pasados días -8.000 llegadas en 48 horas-, Burita dijo que se debió «a un contexto de fatiga del dispositivo policial marroquí tras las fiestas del fin de ramadán» pero también a «la inacción total de la policía española», que según él se despliega a razón de un policía por cada cien agentes marroquíes en las zonas fronterizas.

Para Burita, «si hay crisis con España, es porque los españoles prefirieron coordinarse con nuestros adversarios y contra los sentimientos del pueblo marroquí al acoger a un acusado de crímenes de guerra, más allá de todas las maniobras y astucias para desviar la atención».

Burita aclaró que el malestar de Marruecos con España data exactamente del 17 de abril, cuando Brahim Ghali ingresó en un hospital español con una identidad falsa y un pasaporte falso, aseguró. «¿Por qué no nos avisaron, ni siquiera 48 horas después? ¿No éramos socios importantes, vecinos, amigos?».

Hallado un cadáver en la playa de Ceuta

Este jueves por la tarde se ha hallado un cuerpo sin vida en las inmediaciones de la playa del Tarajal que se corresponde con el de un joven de origen magrebí -posiblemente marroquí- que habría fallecido ahogado. Estos son los primeros datos sobre el hallazgo de este cadáver que es el segundo que se localiza en la misma zona desde que el pasado lunes estallara la crisis que ha provocado la entrada en Ceuta de unas 8.000 personas.

El cadáver estaba cerca de la orilla de la playa y se desconoce si el joven habría intentado entrar a nado hoy o en los días anteriores, algo que deberá determinar el médico forense con la práctica de la autopsia.

Según han informado a Efe fuentes policiales, supuestamente falleció ahogado cuando intentaba alcanzar las costas ceutíes como hicieron otras muchas personas en estos días. Una vez en la orilla miembros de la Cruz Roja le han practicado ejercicios de reanimación, aunque han sido infructuosos.

Algunos menores entraron en Ceuta engañados con que iban a ver a Messi y Ronaldo

Algunos de los menores que llegaron esta semana a Ceuta procedentes de Marruecos lo hicieron engañados, ya que les dijeron que en la ciudad española podrían ver a los futbolistas Messi y Cristiano Ronaldo, dijo a EFE una voluntaria que reparte comida en la frontera.

Otros de los falsos cebos fue decirles que acudirían a una excursión en España, a una gran fiesta o que todo era un inmenso y divertido juego, según informó El Faro de Ceuta.