The Objective
Publicidad
Cultura

Maggie Gyllenhaal no está sola: cinco actrices que también se han dedicado a la dirección

Maggie Gyllenhaal y Rebecca Hall recientemente se han pasado a la dirección con proyectos exitosos, pero no son las únicas

Maggie Gyllenhaal no está sola: cinco actrices que también se han dedicado a la dirección

Mario Anzuoni | Reuters

No es raro que actores con amplios currículos se conviertan en directores premiados (Mel Gibson o Clint Eastwood son solo dos ejemplos obvios), pero lo es (o era) más que pasase con actrices. El desbalance de poder y reconocimiento en Hollywood cuando se trata de mujeres y hombres es conocido por todos… de hecho en los casi 100 años de los Premios de la Academia solo siete mujeres han sido nominadas en la categoría de Mejor Director, dos de ellas en la edición más reciente (Emerald Fennel por Una joven prometedora y la ganadora Chloe Zhao por Nomadland).

Sin embargo, parece que las cosas han comenzado a cambiar (lentamente). La suma del #MeToo más las quejas sobre diversidad en la Academia y sobre cómo los estudios asignan dinero a proyectos y quién los lleva a cabo o los protagoniza, han abierto pequeñas puertas por las que cada vez más actrices pasan a dirigir.

¿Será por una falta de proyectos interesantes frente a la cámara o tal vez se trata de aprovechar y contar historias ahora que medianamente pueden? Ninguna respuesta es definitiva, pero lo cierto es que solo este año hay, por lo menos, dos películas dirigidas por actrices famosas que tienen posibilidades reales en el circuito de premios: Passing, de Rebecca Hall, basada en un libro de la escritora americana Nella Larsen, estrenada el 27 de octubre en Netflix, y The Lost Daughter, de Maggie Gyllenhaal, una cinta, basada en la novela homónima de la escritora Elena Ferrante, que distribuirá Vertigo Films próximamente en España. 

Ambas historias son protagonizadas por dos mujeres. Ambos son proyectos en que las intérpretes se estrenan detrás de la cámara. Ambas cintas han tenido críticas excelentes. Habrá que ver qué pasa con estas películas en los siguientes meses en lo que a audiencia y premios se refiere. Pero lo que ya es seguro es que, tanto Hall como Gyllenhaal, ya pueden decir que se han unido a un club cada vez más creciente en Hollywood: el de las actrices que dirigen

Las hay que lo prueban una vez, como Natalie Portman, Kristen Stewart, Drew Barrymore o Blake Lively (que acaba de debutar con un cortometraje protagonizado por Taylor Swift que acompaña el relanzamiento de su disco, Red), y las hay quienes lo han convertido en otra faceta de su carrera. Queda ver dónde encajan Hall y Gyllenhaal. 

Greta Gerwig

Comenzó sus andanzas en el cine con el movimiento mumblecore, esa rama del cine independiente caracterizada por presupuestos ínfimos, historias mundanas y guiones muy improvisados. Pero fue con películas como Frances Ha, Mistress America, Greenberg, Mujeres del siglo XX con las que la joven actriz y guionista entró en el radar de un público mayor.

En 2017, sin embargo, llegó su primer proyecto tras la cámara y con un éxito tangible: Lady Bird, la historia sobre una adolescente con intereses intelectuales que lucha por su independencia, era un reflejo de la vida de Gerwig y «una reflexión sobre el hogar y sobre lo que significa. Sobre cómo irse define lo que significa para ti y lo que lo amas», como dijo en una entrevista a Indiewire.

Gerwig fue nominada al Óscar como directora y como guionista. Pero su racha no se detuvo aquí. Solo un año después se anunció que Gerwig adaptaría y dirigiría Mujercitas. Con Saoirse Ronan otra vez como protagonista, y otro reparto lleno de estrellas, este drama de época se ganó el amor de la crítica y las audiencias y varias nominaciones, sí, a los Óscar, incluida Mejor Película.

Actualmente, Gerwig trabaja junto a su esposo, Noah Baumbach, en Barbie, que se estrenará en 2022. 

Jodie Foster

Foster fue de las primeras actrices famosas en decantarse por la dirección y con mucho éxito. Inició su fama frente a las cámaras como una prostituta adolescente en Taxi Driver (obteniendo una nominación a Mejor Actriz con solo 14 años), estudió su carrera universitaria en Yale y continuó actuando (con mucho éxito y dos premios de la Academia bajo el brazo por Acusados y El silencio de los corderos) hasta que optó por probar la dirección en 1991. Al año siguiente fundó su propia compañía de producción y durante un tiempo sus proyectos avanzaron.

A principios de los 2000s, sin embargo, tuvo que cerrar su productora y dedicarse de nuevo a estar frente a la cámara en una serie de thrillers que funcionaron muy bien. Eso le permitió dedicarse de nuevo a estar tras la cámara con películas como El castor, Money Monster y episodios de series como Black Mirror, Orange is the New Black o Historias del bucle

Angelina Jolie

Acaba de volver a las pantallas con Eternals tras bastante tiempo lejos de ellas, pero sus comienzos fueron durante la infancia junto a su padre John Voight. Sin embargo, no fue hasta la película de HBO, Gia, que comenzó a llamar la atención de público y crítica. Un año después, en 1999, se ganaría el Óscar a Mejor Actriz de Reparto por Inocencia interrumpida y se convertiría en predilecta de los tabloides, primero por su intensa relación con Billy Bob Thornton y luego por la que tuvo con Brad Pitt.

Fuera de sus historias amorosas, Jolie siguió frente a las cámaras con thrillers de acción como Salt, Lara Croft o Mr. and Mrs. Smith y con el sorprendente éxito de Maleficent, aunque su verdadera dedicación ha estado en su familia (tiene 6 hijos) y en sus proyectos de dirección. Entre 2011 y 2017, Jolie dirigió cuatro excelentes dramas: En tierra de sangre y miel, sobre la guerra de los Balcanes; Invencible, sobre un prisionero de guerra; Frente al mar, sobre la disolución de un matrimonio; y Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya, sobre el cruento régimen de los jemeres rojos.

Aún sin fechas de estreno, cuenta con dos películas más en su currículo como directora… habrá que esperarlas. 

Olivia Wilde

Para muchos es Trece, una de las doctoras que trabajaba con el Dr. House, pero Wilde ha demostrado ser bastante más. Antes de hacerse famosa en la serie médica, había intentado triunfar en varios otros shows como The O.C. y en películas como Alpha Dog o Turistas. Y finalmente, fue a mediados de los 2010s cuando su carrera se expandió tanto a roles en películas de calidad, como Drinking Buddies, Her o Rush, como a la producción de varios corto documentales premiados.

En 2016, dirigió vídeos de Edward Sharpe & The Magnetic Zeros y Red Hot Chilli Peppers, pero fue en 2019 cuando decidió hacer su debut como cineasta con la comedia adolescente Super empollonas. La crítica alabó su ópera prima por su honestidad, su humor y algunos toques de dirección que demostraban gran promesa. De hecho, se ganó el premio a Mejor Primer Largometraje en los Independent Spirit Awards.

Wilde ha estado de nuevo frente a la cámara en películas como Como la vida misma, Richard Jewell o Cazafantasmas: Más allá y en series como Bojack Horseman; pero ha mantenido su interés en la dirección con proyectos como el cortometraje Wake Up y Don’t Worry Darling, un nuevo largometraje, protagonizado por Florence Pugh, que está actualmente en post-producción. 

Mélanie Laurent

La actriz francesa tiene una carrera de dirección más extensa que cualquiera de esta lista. Sin embargo, sus andadas en el cine empezaron delante de la cámara y durante su adolescencia. El rol que la llevó a la fama en su país natal fue en Je vais bien, en t’en se pais, película por la que se ganó el César a la Actriz más prometedora en 2006. Tras este rol, Laurent siguió actuando en Francia, pero también diversificó su carrera hacia Estados Unidos con películas como Beginners y la que la hiciese un rostro mundialmente conocido, Malditos bastardos.

Sus comienzos como directora fueron con un cortometraje, en 2008, llamado De moins en moins, que fue nominados a los Premios César, y con un relato erótico hecho para televisión. Su primer largometraje se estrenó en 2011: Les adoptés, pero fue con su segunda película con la que llegó en 2012 a la Semana de la Crítica de Cannes. Respira, obtuvo muy buenas críticas y comenzó a cementar la trayectoria de Laurent.

En 2015, se ganó el César a Mejor Documental con Mañana y, tras otro drama estrenado en 2017 llamado Plonger, hizo su debut con una película en inglés con Galveston. Tras esta, estrenó este año El baile de las locas y actualmente trabaja en la posproducción de The Nightingale. Todo esto sin nunca haberse retirado de su prolífica carrera como actriz

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D