Dinamarca ordena el sacrificio de 15 millones de visones por una mutación del coronavirus

Por: The Objective | Agencias

Sociedad
Dinamarca ordena el sacrificio de 15 millones de visones por una mutación del coronavirus
Foto: Mette Moerk| EFE

Dinamarca, primer productor mundial de piel de visón, ha anunciado que sacrificará alrededor de 15 millones de visones criados en su territorio por una mutación de coronavirus que ya habrían transmitido a 12 personas. Los datos que maneja el Gobierno danés indican que esta mutación debilita la capacidad del cuerpo humano para crear anticuerpos.

Por qué es importante: la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha explicado que el virus que ha infectado a varias personas a través de visones podría representar un riesgo para la eficacia de las futuras vacunas. Frederiksen ha afirmado con contundencia que hay que sacrificar «a todos los visones». La mutación se identificó en cinco granjas diferentes, un sector próspero en Dinamarca. De cara a paliar los efectos económicos, las autoridades han prometido compensaciones a los criadores.

Por su parte, los científicos han manifestado que la mutación de un virus es algo normal, y no implica necesariamente que vaya a comportarse de manera diferente. Sin embargo, las autoridades danesas consideran que la mutación puede conllevar una menor eficacia de la vacuna, tal y como ha expresado el ministro de Salud, Magnus Heunicke. En esta línea, el responsable de la Autoridad Danesa de Control de Enfermedades Infecciosas (SSI), Kåre Mølbak, ha expresado que continuar con la cría de visones podría suponer un riesgo «muy elevado para la salud pública, tanto en Dinamarca como el extranjero».

Tage Pedersen, presidente de la Asociación de Criadores de Visones, ha afirmado en un comunicado que es «un día negro para todos nosotros y para Dinamarca», puesto que la decisión del Gobierno conlleva «un cierre y una liquidación permanente de la industria de las pieles». Con todo, ha manifestado que los criadores no quieren ser la causa de una pandemia.

Dinamarca no es el único caso en el que las autoridades han ordenado el sacrificio de visones: el Gobierno de Aragón ordenó el sacrificio de 90.000 ejemplares en julio, mientras que Países Bajos recurrió a la misma drástica medida en agosto, anunciando también el fin de la cría, tras la sucesión de brotes de COVID-19.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha comunicado este jueves que ha contactado con las autoridades de Dinamarca para averiguar detalles de este sacrificio. «Estamos al tanto de las informaciones desde Dinamarca sobre varias personas infectadas con coronavirus de visones, con algunos cambios genéticos en el virus», ha publicado en Twitter la OMS, cuya oficina regional europea tiene sede en Copenhague.