Publicidad

Economía

Hacienda fracasa con la 'tasa Tobin': ingresará este año 400 millones, la mitad de lo previsto

El Gobierno calculó que iba a recaudar 850 millones en 2021 con la creación de este impuesto a las transacciones financieras, vigente desde enero

Hacienda fracasa con la 'tasa Tobin': ingresará este año 400 millones, la mitad de lo previsto
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.|EFE

Hacienda va a fracasar con la ‘tasa Tobin’ en su primer año de implantación. El Estado recaudará algo menos de la mitad de lo previsto inicialmente por este impuesto, que penaliza las transacciones financieras que se realizan sobre las acciones de las compañías cuyo valor bursátil supera los 1.000 millones de euros. Según los cálculos de la patronal de las antiguas cajas de ahorros, CECA, la Agencia Tributaria no alcanzará a captar ni 400 millones por esta partida, frente a las estimaciones de 850 millones hechas por el Gobierno cuando puso en marcha a principios de enero este gravamen.

Las entidades ya advirtieron en su día que la imposición de esta tasa iba a reducir el volumen de actividad y que, por tanto, las arcas públicas se iban a resentir ante la fuga de inversiones, dando casi por hecho que las predicciones del Ejecutivo no se iban a cumplir. Diez meses después de su implementación las alertas del sector financiero se han cumplido e, incluso, Hacienda ha tenido que reconocer que sus cálculos fueron demasiado optimistas. El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, reconoció en el Congreso de los Diputados a finales de octubre «errores» en las estimaciones, ya que fueron «excesivas», aunque confió en que su capacidad recaudatoria aumentará en los sucesivos ejercicios.

Según los últimos datos de este organismo, el Estado ha ingresado en los nueve primeros meses de 2021 un total de 209 millones por este impuesto, que grava con un 0,2% las adquisiciones de acciones y fondos de inversión de 56 firmas, que son las que contaban a finales de 2020 con una capitalización superior a los 1.000 millones establecidos por el Gobierno.

La banca, fuera del foco

Esta tasa fue una de las apuestas que hizo Moncloa, siguiendo los pasos de otros países, después de descartar la creación de un gravamen especial para la banca, que tanto ruido ocasionó al comienzo de la legislatura del Ejecutivo de coalición entre el PSOE y Podemos. El responsable de asesoría fiscal de CECA, Juan de Villota, sostiene que en la actualidad el sector financiero ya no está en el foco de las medidas para aumentar los ingresos tributarios, aunque resalta que hay determinadas decisiones que sí van a notarse de alguna manera, como la continua bajada en la desgravación de los planes pensión individuales para potenciar el fondo público que proyecta el Ministerio de Seguridad Social.

Villota cree que la banca paga cada vez más impuestos, por lo que no está de acuerdo con las críticas que se han lanzado en el pasado reciente contra el sector. Y pone sobre la mesa las cifras de aportación a las arcas públicas de las entidades asociadas a la CECA. En 2020, pese a la menor actividad por la pandemia y el recorte de los beneficios por las provisiones extraordinarias, estos grupos (Caixabank, Unicaja, Kutxabank, Abanca, Cecabank, Caixa Ontinyent y Caixa Pollença) contribuyeron en 2020 con 2.616 millones de euros, un 0,3% más que en el ejercicio anterior, y cifra que es un máximo desde 2015. Este dinero incluye distintos conceptos, como los pagos a la Seguridad Social por los trabajadores en plantilla, el Impuesto de Sociedades, el IVA soportado y diferentes tasas nacionales, autonómicas o locales, como el Impuesto a los Depósitos o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) por la concesión de hipotecas.

Menos AJD hipotecario de las cajas

Por este último concepto, que desde finales de 2018 se hacen cargo los bancos, las entidades de la CECA abonaron 163 millones de euros, frente a los 302 millones de 2019. Esta caída pone de manifiesto que las antiguas cajas han perdido cuota de mercado en este segmento de actividad, ya que la formalización total de préstamos creció casi un 1% en 2020 y hace dos años asumieron prácticamente el 50% de los 600 millones que el sector desembolsó a las autonomías por el denominado AJD.

El importe total de impuestos que abonan los grupos de la CECA suponen el 53% de sus ganancias brutas. Un porcentaje que se eleva al 61% si se incluyen partidas de paraimpuestos, como las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) o las huchas europeas para rescates de entidades. Por ambos conceptos, destinaron casi 1.000 millones.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D