The Objective
Publicidad
Economía

Endesa aún tiene 120.000 facturas de luz sin emitir correspondientes a 2021

Naturgy dice que ha solventado el problema e Iberdrola afirma haber hecho los deberes a tiempo

Endesa aún tiene 120.000 facturas de luz sin emitir correspondientes a 2021

Factura de la luz. | Europa Press

El lío de facturas de la luz atrasadas sigue trayendo cola siete meses después de que se aprobara el nuevo sistema tarifario. La distribuidora de Endesa aún tiene pendiente de emitir 120.000 lecturas de contadores entre sus comercializadoras, lo que supone el 1% de sus contratos.

Desde la eléctrica señalan a THE OBJECTIVE que dichos datos corresponden al cierre del año pasado y que la compañía está trabajando para tener solventado el problema en marzo. «Lamentamos profundamente los inconvenientes que están sufriendo los clientes y estamos trabajando con intensidad para minimizarlos y volver a una situación de normalidad», subrayan.

Endesa Distribución cambió su nombre a e-distribución en 2019, cuando la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) estableció que distribuidoras y comercializadoras del mismo grupo debían tener denominaciones diferentes. Envía más de 12 millones de lecturas al mes, según la propia empresa.

Desde la energética que dirige José Bogas apuntan que los sistemas informáticos de la distribuidora y la comercializadora se han visto afectados «de forma relevante» debido a las modificaciones en el contenido y la estructura de la factura, así como por los cambios en el IVA y el Impuesto Eléctrico o en el bono social aprobados en los últimos meses.

Endesa denuncia que que no ha habido plazo para la implantación de tanto cambio y que el sector se ha visto obligado a hacer múltiples ajustes que han derivado en los retrasos de emisión de facturas.  

Naturgy: «Está solventado»

Por su parte, fuentes de Naturgy aseguran que la demora en la emisión de facturas de los puntos de suministro de Unión Fenosa Distribución está «solventada». También afirman que los retrasos han sido «muy puntuales» y que no se cometió ningún error en la facturación.

La energética que preside Francisco Reynés defiende que estos «retrasos puntuales» se produjeron porque su nuevo sistema informático generaba «bloqueos» a la hora de revisar algunas facturas bajo la nueva estructura de peajes.

«No hubo ningún problema con los contadores, medían y miden perfectamente. Se trató de depurar detalles de los nuevos sistemas informáticos. No supuso ninguna afección económica a los clientes: la energía se factura por tramos y fechas y, por lo tanto, las comercilizadoras aplican a la energía de cada fecha el precio que tuvieran pactado o fuese de aplicación (en caso del PVPC) en esa fecha con independencia de la fecha de facturación», matizan desde la empresa.

Añaden desde Naturgy que su distribuidora está en «permanente contacto» con las comercializadoras para que puedan ofrecer a sus clientes toda la información de forma «transparente y precisa» sobre la evolución de cualquier incidencia en los servicios recibidos tras la implantación de la nueva estructura de peajes eléctricos.

Iberdrola asegura estar al día

Iberdrola ha dicho desde el principio que su distribuidora, i-DE, ha facturado a las comercializadoras «sin retraso ni incidencia alguna». Afirmó en su día que acometió los cambios y desarrollos necesarios para continuar con su actividad tras la entrada en vigor de los nuevos peajes.

Sin embargo, algunas comercializadoras independientes consultadas por este medio, y que han preferido no dar su nombre, dicen lo contrario y aseguran que Iberdrola no les ha facilitado los consumos durante algunos meses.

Hay que recordar que la empresa distribuidora se encarga de hacer llegar la energía a cada punto de suministro, mientras que la comercializadora acuerda las condiciones con el cliente, le atiende y factura la energía consumida.

En este sentido, el consumidor es libre de elegir la empresa comercializadora y puede cambiar de una a otra en cualquier momento sin que su suministro corra ningún peligro. No obstante, la distribuidora solo puede ser una en función de la zona en la que se encuentre el cliente.

Repsol no ha facilitado datos. La compañía ha adquirido recientemente la cartera de 25.000 clientes eléctricos residenciales y pymes de Capital Energy, con lo que suma ya 1,35 millones de clientes de electricidad y gas.

Cambio del recibo

Para entender el origen del problema hay que retroceder a junio de 2021, cuando se produjo el cambio en la estructura de la tarifa que ha supuesto una profunda modificación en la forma en que se facturan los peajes y los cargos. Esta situación ha provocado que miles de consumidores acumulen importantes deudas y desconozcan si se le está aplicando las tarifas correctas, generando una situación de enorme indefensión.

THE OBJECTIVE preguntó en noviembre a la CNMC por este asunto y respondió que la dirección de Energía del organismo estaba «perfectamente al tanto de problema» y que estaba trabajando en coordinación con las consejerías de consumo de las comunidades autónomas y el Ministerio de Consumo.

Competencia argumentó que su actuación se rige por el procedimiento administrativo y que hasta que no se incoa formalmente un expediente no puede informar sobre el nombre de las empresas y las conductas investigadas. A día de hoy, sigue sin conocerse el número total de facturas sin emitir y de consumidores finales afectados.

En este contexto, la Generalitat de Cataluña ha sido la única en tomar cartas en el asunto. En concreto, la Dirección General de Energía ha multado con 600.000 euros a la distribuidora de Endesa, según informó Europa Press. La empresa estudia alegaciones.

Obligadas a fraccionar el pago

Desde las organizaciones de consumidores subrayan que los afectados tienen derecho a reclamar a las eléctricas que fraccionen el pago por el mismo periodo que han estado sin facturar.

Facua advierte de que si se ha producido un funcionamiento incorrecto de los contadores o un error de tipo administrativo que haya provocado retrasos en la facturación o el cobro de cantidades inferiores a las que correspondían, los consumidores tienen derecho a realizar los pagos «en tantas facturas mensuales como meses transcurrieron en el error». Así lo recoge el artículo 96 del Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre, por el que se regulan las actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de energía eléctrica.

Endesa informa por carta o email a todos aquellos consumidores que tengan la posibilidad de acceder a un plan personalizado que permita fraccionar el pago para minimizar al máximo los inconvenientes por los retrasos. Naturgy afirma estar ofreciendo fraccionamiento del pago de las facturas «en condiciones que van más allá de la obligación legal», con el doble de tiempo en que se han acumulado y sin un importe mínimo.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D