The Objective
Publicidad
Economía

Abengoa prepara el desguace: sus filiales de Agua y Energía, en el foco de los inversores

La compañía consigue dos días más para que el administrador concursal autorice la prórroga para presentar el convenio con los acreedores

Abengoa prepara el desguace: sus filiales de Agua y Energía, en el foco de los inversores

Últiuma Junta de Accionistas de Abengoa presidida por Clemente Fernández. | AGENCIAS

El consejo de administración de Abenewco 1, filial con los activos más atractivos de Abengoa, autorizó y presentó este jueves el preconcurso de acreedores para 24 sociedades, incluida la propia Abenewco 1. La decisión, adelantada por THE OBJECTIVE, se ha activado después de que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) rechazara conceder el rescate público de 249 millones solicitado hace un año.

Un proceso que ha abierto el apetito inversor de varias compañías que esperan quedarse con los negocios más atractivos de la sociedad andaluza durante el tiempo en el que se renegociarán las nuevas condiciones para pagar una deuda cercana a los 1.500 millones. Las fuentes consultadas por este medio coinciden en señalar que los negocios verticales más valiosos son los de Agua y Energía, por los que podrían ingresar entre 100 y 150 millones de euros.

El negocio de Agua tiene 1,7 millones de metros cúbicos al día de capacidad instalada en plantas desaladoras en todo el mundo y 2,1 millones de metros cúbicos al día bajo construcción en sus diferentes mercados. En el caso del negocio de Energía, tiene una potencia instalada de 9,3 GW de energía convencional, 2,1 GW de energía solar y 480 MW de energía eólica.

Ventas en preconcurso

La facturación de estas dos verticales supera los 450 millones de euros (290 Energía y 253 millones Agua), lo que supone la mitad de los 910 millones que en el año 2020 ingresaron en conjunto todas las sociedades dependientes de Abenewco 1.

No han trascendido los detalles de cómo se planteará el preconcurso, pero las fuentes consultadas por este diario apuntan a que dentro de la compañía no se ve con malos ojos vender algunos activos aprovechando el proceso. De hecho, fuentes jurídicas consultadas por este diario advierten que en los preconcursos sí se pueden vender activos, aunque recomiendan que no sean sustanciales o esenciales.

Sin embargo, no es un proceso fácil. Aunque la venta puede ser válida en preconcurso, si después la empresa va a concurso, puede derivar en responsabilidad para los administradores y los socios. Por otra parte, es indispensable que la venta sea a precio de mercado, porque si se opta por «malvender activos» se generarán responsabilidades, indica Rafael Ansón, socio de Derecho Mercantil del Bufete Mas y Calvet.

Convenio de Abengoa

El preconcurso es el último plazo que se da la compañía para renegociar con sus acreedores y alcanzar un acuerdo con el deudor que prevé que va a entrar en situación de insolvencia. El objetivo último es evitar llegar al concurso de acreedores y el plazo es de tres meses a contar de la fecha de solicitud.

Por otro lado, Abengoa SA ha vuelto a ganar tiempo. Este jueves expiraba el plazo para presentar el convenio de acreedores de la matriz -en concurso desde marzo del año pasado-, aunque la dirección había pedido hace una semana que se le diera una prórroga de dos meses. Si Abengoa cae, estaríamos ante el mayor quiebra de la historia de España, con 6.000 millones de euros de pasivo.

El Administrador Concursal ha concedido dos días hábiles para pronunciarse, por lo que el lunes antes de las ocho de la noche debería dar una respuesta respecto de la solicitud de extensión del plazo. Abengoa considera que «no extender es precipitar acontecimientos en exceso«. Fuentes del proceso han confirmado a este diario que hay «argumentos legales suficientes» para extender este plazo y mantener viva a la compañía hasta que logre encontrar una solución.

Rechazo de la SEPI

Este diario había informado de que el proyecto avanzaba y esperaba realizar una quita de más del 80% a los fondos acreedores y con un horizonte de pagos de ocho años. Sin embargo, el 1 de septiembre (plazo establecido originalmente para aceptar el convenio) forzaba a que los acreedores tuviesen que votar en agosto, tradicionalmente inhábil.

Esta semana el Gobierno, a través de la SEPI, rechazó el rescate de 249 millones de euros. El ‘no’ de la SEPI -justificado porque la filial de la compañía no cumplía con ningún requisito para ser beneficiada- echa por tierra el rescate mediante el cual el fondo Terramar se hubiese quedado con el 70% de la compañía, tras realizar un préstamo de 200 millones de euros sujeto a la ayuda pública que ha sido desestimada. 

Abengoa había presentado alegaciones a los informes de SEPI, que ya había desestimado la petición de rescate público para seis filiales del grupo dependientes de Abenewco: Abengoa Energía, Abener Energía, Abengoa Agua, Inabensa, Abengoa Operación y Mantenimiento y Abengoa Solar España.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D