The Objective
Publicidad
Economía

España aumenta la conexión por el gasoducto con Francia en plena batalla por el MidCat

La ministra Ribera ha asegurado que este plan permitirá contribuir al reforzamiento del suministro en Europa y reducir la dependencia de Rusia

España aumenta la conexión por el gasoducto con Francia en plena batalla por el MidCat

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. | Ricardo Rubio (Europa Press)

La vicepresidenta del Gobierno de España y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que España aumentará la interconexión con Francia para asegurar el suministro de gas a través de Irún. Esta medida permitirá demostrar que «España es solidaria y quiere contribuir, porque puede hacerlo, a reforzar la seguridad de suministro de Europa».

Ribera ha visitado este jueves junto al consejero delegado de Enagás, Arturo Gonzalo, la Estación de Compresión de Euskadour, en Irún (Guipúzcoa), una infraestructura que entró en operación en noviembre de 2015 y que es «clave» para enviar el gas natural a Francia a través de la interconexión bidireccional del municipio fronterizo.

Esta instalación ha finalizado con éxito las pruebas técnicas de puesta en marcha para ampliar en 1.500 millones de metros cúbicos adicionales de capacidad al año el suministro de gas natural a Europa. Se trata de un incremento de la capacidad de exportación del 18% sobre la actual, de modo que el Estado podría suministrar a Francia el equivalente al 6% de su consumo de gas natural.

España ‘pide’ a Francia que ceda con MidCat

«La estación está ya técnicamente preparada para enviar ese gas cuando nuestros vecinos franceses lo soliciten», ha manifestado la vicepresidenta, quien ha llamado a «levantar la mirada». «No se ve el final de esta guerra. Justamente por ello, seamos estratégicos. Ayudemos ahora, pero pensemos en los siguientes inviernos. Las energías renovables y las interconexiones para hacerlas fluir entre los países amigos son la única salida», ha manifestado.

Así, ha destacado que esta presentación se realiza en un día «sobrecogedor» en el que se han visto las primeras reacciones a la «extraordinaria crueldad, a esa etapa adicional en la que se introduce Vladimir Putin con sus comentarios, sus propuestas, sus provocaciones, llevando incluso a su propio pueblo a una situación enormemente dolorosa y cruel a cambio de nada más que sufrimiento por parte de todos».

«La sociedad ucraniana cuenta con todo nuestro respaldo, nuestro apoyo y también el pueblo ruso, que se ve amenazado por la tiranía de su líder, y por supuesto, el conjunto de la sociedad europea que vivimos las consecuencias de un chantaje tremendo en el acceso a algo tan fundamental para el bienestar de las familias y el funcionamiento ordinario del bienestar de las familias como es la energía», ha expresado.

El gasoducto de Euskadour une la planta de regasificación Bahía Bizkaia Gas (BBG), en Bilbao, y el almacenamiento de Gaviota, en Bermeo, con el almacenamiento subterráneo de Lussagnet en Francia. Tras las pruebas, Enagás prevé que este aumento de capacidad esté listo a partir del 1 de noviembre, coincidiendo con el inicio del invierno gasista. Si fuera necesario, se podría empezar a utilizar esta ampliación inmediatamente porque técnicamente ya está disponible.

El aumento de la capacidad de la interconexión de Irún contribuirá de manera solidaria a la seguridad de suministro de energético en Europa, algo especialmente relevante en el contexto europeo actual de reducción de la dependencia del gas ruso, tal y como contempla el documento europeo REPowerEU.

Europa no puede depender de Rusia

Tras incidir en que «no podemos depender de Rusia», la vicepresidenta ha recordado que una mayor soberanía energética pasa por acelerar el despliegue de renovables, la eficiencia y el almacenamiento, pero también requiere «poner en común» las infraestructuras eléctricas y gasistas en Europa y, para ello, reforzar las interconexiones «pensando en clave de presente y de futuro, con el impulso del hidrógeno verde».

En este sentido, ha destacado que a principios de 2023 estará plenamente operativa la regasificadora de El Musel, en Gijón, que jugará un «papel estratégico» como centro logístico de almacenamiento de gas para Europa.

Ribera también ha anunciado la autorización de tres proyectos que «maximizarán la solidaridad» con Italia. Así, se adaptará el pantalán de la planta regasificadora de Enagás del Puerto de Barcelona para aumentar la capacidad de carga que «podrá llevar el gas a las costas de nuestros colegas europeos desde pequeños buques».

Por su parte, Italia ha habilitado recientemente un «gasoducto virtual» para alimentar a sus propias plantas de regasificación con pequeños metaneros que vendrían a cargar a las plantas españolas, principalmente Barcelona.

La ministra para la Transición Ecológica ha reiterado la voluntad del Ejecutivo central de «contribuir frente a la emergencia energética que está viviendo el centro y norte de Europa por el chantaje de Putin, utilizando las infraestructuras de regasificación que ya tiene España en beneficio del conjunto de países europeos».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D