THE OBJECTIVE
Economía

Escrivá ultima el plácet a la compra de Vodafone supeditada a mantener el empleo y la inversión

El Consejo de Ministros podría autorizar la operación esta semana o la siguiente cuando se cierren todos los flecos

Escrivá ultima el plácet a la compra de Vodafone supeditada a mantener el empleo y la inversión

José Luis Escrivá, ministro de Transformación Digital. | Agencias.

El Ministerio de Transformación Digital ultima la autorización de la compra de Vodafone por parte del fondo Zegona, una aprobación que podría producirse en el Consejo de Ministro de este martes o en el de la semana siguiente, ya que quedan solo algunos flecos por cerrar. Según ha podido confirmar THE OBJECTIVE, el plácet está sujeto a compromisos en el mantenimiento del empleo y de la inversión de la operadora de telecomunicaciones, la tercera por infraestructuras y por número de clientes en España.

Esta es la última autorización que le quedaba al fondo británico para hacerse con la compañía, por lo que tras esta aprobación del Consejo de Ministros, Vodafone podrá tener nuevo dueño antes de que termine este primer semestre, como ya adelantó este diario. El fondo de inversión anunció a finales de octubre del año pasado que su intención era poder contar con todas las autorizaciones regulatorias (cuatro en total) durante el primer trimestre, pero la evolución de los acontecimientos y la burocracia de la administración frenó el proceso al menos tres meses.

Tras anunciar a finales de octubre la adquisición por 5.000 millones de euros, Zegona comenzó en diciembre con los trámites requeridos para materializar la compra de Vodafone España. En esas fechas, el fondo presentó la solicitud ante la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones, organismo que canaliza las solicitudes de inversores extranjeros que quieren quedarse con más de un 10% de empresas consideradas estratégicas.

Vodafone y la CE

Zegona también tuvo que pedir una autorización administrativa para el traspaso del espectro radioeléctrico en su condición de concesión estatal. Estas dos autorizaciones son las que se cursarán en los próximos días, como ha informado Invertia y eldiario.es y ha confirmado THE OBJECTIVE.

En enero, la Comisión Europea dio su autorización a la operación ya que Vodafone ha recibido una serie de ayudas públicas en España en el marco de los fondos europeos Next Generation, consideradas por la UE de Estado, por lo que se debe hacerse un traspaso administrativo para que estas subvenciones pasen a formar parte de los pasivos de los nuevos dueños y ya dependan de Vodafone en Reino Unido.

Del mismo modo, el 31 de enero de 2024 la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC) aprobó en primera fase y sin condiciones de la operación de concentración Zegona-Vodafone. Según indicó la CNMC, las actividades de las dos compañías no se solapan ni horizontal ni verticalmente en España, ya que Zegona no está actualmente presente en el mercado español. «Por ello, la operación de concentración no modifica significativamente la estructura de los mercados afectados, produciéndose solamente un cambio en la titularidad del control de Vodafone en España».

Estrategia de Zegona

Con todas las autorizaciones, ahora Zegona desembarcará en Vodafone y para ello el fondo lleva meses diseñando su estrategia para intentar recuperar el pulso comercial de la compañía. En los últimos datos de portabilidad de enero, la operadora nuevamente es la que más clientes pierde con 33.000 líneas móviles y 9.5000 fijas, según las cifras en poder de las propias compañías de telecomunicaciones.

Zegona quiere recuperar cuanto antes los 4.000 millones de euros de facturación anual de Vodafone, reforzar el negocio en el bajo coste, el de empresas (B2B) y el wholesale (negocio de alquiler de red a terceras empresas). Una hoja de ruta en la que no ha descartado la búsqueda de oportunidades de inversión en el perímetro de la compañía y donde ha dejado claro que el objetivo es la simplificación de su estructura.

Futuro CEO

En su primera comparecencia ante periodistas su CEO, Eamonn O’Hare, señaló que barajan muchas opciones para sacar rendimiento y todo el potencial a su red de banda ancha, aunque no las activarán en un primer momento, ya que la prioridad será ganar clientes.

Otra de las incógnitas que Zegona deberá resolver será la de su futuro CEO en Vodafone, José Miguel García, quien actualmente tiene un contrato de no competencia con MásMóvil, fruto de su salida de Euskaltel hace tres años. La idea de Zegona es poder liberarle de este compromiso, pero para ello deben negociar su cláusula con Meinrad Spenger.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D