EEUU no descarta una acción militar contra Corea del Norte

Política y conflictos

EEUU no descarta una acción militar contra Corea del Norte
Foto: Lee Jin-man, Pool

Estados Unidos ha dado por terminada este viernes la «paciencia estratégica» con Corea del Norte y ha advertido de que no descarta una acción militar si continúa con sus ambiciones nucleares. Así lo ha asegurado el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson,  en Seúl, donde se ha reunido con su homólogo surcoreano, Yun Byung-se. Tillerson también ha remarcado que la mejor opción para Pyongyang es abandonar su programa nuclear. El secretario de Estado norteamericano ha hecho esta dura declaración tras una visita a la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas, y tras haber constatado el fracaso de 20 años de esfuerzos diplomáticos para detener el programa de armas nucleares de Pyongyang.

Tillerson ha dicho que «todas las opciones están sobre la mesa» y ha estimado que lo mejor para la futura seguridad y estabilidad económica de Corea del Norte «es abandonar su programa nuclear y de misiles y el desarrollo de cualquier arma de destrucción masiva». Durante su intervención, el secretario de Estado ha tachado de «inapropiadas y problemáticas» las medidas de boicot económico de China hacia Corea del Sur por el despliegue en su territorio del escudo estadounidense THAAD, destinado a interceptar misiles norcoreanos pero criticado por Pekín por considerar que compromete su seguridad .

«Desde luego que no queremos (…) un conflicto militar», ha dicho Tillerson a la prensa, antes de añadir que «si los norcoreanos elevan la amenaza de su programa de armas nucleares a un nivel que consideramos que requiere una acción, entonces esa opción está sobre la mesa». Washington ha descartado dialogar con Corea del Norte hasta que no se comprometa de forma clara a desnuclearizarse, con la esperanza de que las tensiones internas en este aislado país puedan generar cambios.

Corea del Norte quiere poner a punto un misil intercontinental balístico (ICBM) capaz de alcanzar el continente americano.

Seúl y Washington realizan en estos momentos en territorio surcoreano sus mayores maniobras militares conjuntas hasta la fecha después de que Pyongyang, que ya respondió a estos ejercicios lanzando cuatro misiles balísticos el pasado seis de febrero, efectuara un número récord de pruebas armamentísticas en 2016. A esto se une el asesinato en febrero del hermano mayor del líder norcoreano en Malasia, del que Seúl ha acusado abiertamente a Pyongyang, que niega toda implicación.

Tillerson cierra mañana su gira asiática en Pekín, donde tratará de convencer a las autoridades chinas de la naturaleza puramente defensiva del THAAD y les pedirá que hagan uso de su influencia sobre Pyongyang para intentar que el régimen vuelva a sentarse a negociar su posible desnuclearización.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado a China de no hacer suficiente para ayudar a contener las ambiciones nucleares de Corea del Norte, poco después de que su secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmara que no descartaban una acción militar contra Pyongyang. «Corea del Norte se está comportando muy mal. Han estado ‘jugando’ con Estados Unidos durante años. China ha hecho poco para ayudar!», ha escrito el mandatario en su cuenta de Twitter.