El ejercicio físico, incluyendo la limpieza, mejora la salud mental

Mundo ethos

El ejercicio físico, incluyendo la limpieza, mejora la salud mental
Foto: Miguel Gómez Losada

El ejercicio físico, ya sea haciendo deporte, caminando o incluso limpiando, ha manifestado ser un buen medio para reducir el riesgo de depresión o estrés, según un estudio publicado en The Lancet Psychiatry este jueves. Los autores de la investigación han explicado que «todos los tipos de ejercicio físico han sido asociados a una mejoría de la salud mental», aunque este progreso es más notable con «deportes colectivos, el ciclismo, aeróbic y ejercicios de musculación».

El estudio, basado en las respuestas de 1,2 millones de adultos estadounidenses entre 2011 y 2015, tenía como objetivo analizar la relación entre el ejercicio físico y la salud mental, así como conocer qué tipo de actividades, la frecuencia, intensidad o duración son las adecuadas para una mejora en la salud. Para determinar esta asociación, también se tuvieron en cuenta otras variables demográficas como la educación y el salario. Los cuestionarios planteaban una lista con 75 tipos de actividades físicas, desde caminar hasta la musculación, pasando por la jardinería, la pesca o el yoga, y los encuestados debían indicar el número de veces por semana o por mes en las que practicaban esta actividad y cuánto tiempo de media le dedicaban.

Asimismo, los resultados a la pregunta de cuántos días, de los últimos 30, consideraban los encuestados que su salud mental no había sido buena teniendo en cuenta el estrés, depresión y problemas emocionales señalaban que «las personas que realizan ejercicio físico tienen 1,5 días menos de mala salud mental al mes respecto a las que no hacen ninguna actividad».

No obstante, dedicarle más horas al ejercicio físico no siempre implica una mejora. El estudio ha revelado que la dosis ideal es de «45 minutos entre tres y cinco veces a la semana» de lo contrario, si se supera, el beneficio baja. Consecuentemente, los encuestados que realizaban hasta tres horas de actividad física diaria declararon tener una salud mental menos buena que la de los que no hacían ninguna actividad física.

El coordinador del estudio, un investigador en psiquiatría de la universidad de Yale (Estados Unidos), Adam Chekroud, llevó a cabo una observación estadística, pero sin establecer un vínculo de causa-efecto. La relación entre el ejercicio físico y la reducción de la depresión o del estrés «podría ir en ambos sentidos; por ejemplo, la inactividad podría ser un síntoma y un factor de mala salud mental y el ejercicio podría ser un signo de resiliencia o contribuir a ella», han explicado los autores de la investigación, informa AFP.