El aumento del IRPF a las rentas más altas afectaría a 90.788 contribuyentes

Economía y capital

El aumento del IRPF a las rentas más altas afectaría a 90.788 contribuyentes
Foto: Chema Moya

La subida del IRPF para rentas de más de 150.000 euros anuales afectaría a 90.788 contribuyentes, el 0,46% de los declarantes, para los que la factura fiscal se incrementaría en unos 4.400 euros anuales, según los cálculos de la asociación de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha). El Gobierno se ha mostrado dispuesto a estudiar una subida fiscal a las rentas más altas para pactar los presupuestos con Unidos Podemos.

Esta medida incrementaría a los 90.788 contribuyentes un 2,1 % el pago del IRPF, de acuerdo con Gestha, y permitiría al Gobierno recaudar 400 millones de euros.

En opinión de Gestha, la propuesta debería estar acompañada de un aumento de la tributación en las rentas de capital para reducir la dualidad actual del IRPF, por la que 8.481 personas que perciben rentas del capital de casi 900.000 euros de media pagan menos de un 23% «con el privilegiado régimen tributario de las rentas del ahorro».

Asimismo, Gestha aboga por reducir las ventajas fiscales que ofrecen los planes de pensiones que actualmente tienen un coste para el Estado y las autonomías de unos 2.000 millones de euros, y que los Técnicos de Hacienda consideran regresivas.

El PDeCAT carga contra el Gobierno 

El PDeCAT ha criticado este jueves que el Gobierno se contradiga una vez más y ahora plantee subir el IRPF para las rentas más altas, una modificación que la formación nacionalista catalana no ve prioritaria. Su portavoz, Carles Campuzano, ha señalado en declaraciones en el Congreso que «no es prioritario subir el IRPF» y que «lo que necesitamos es que todo el mundo pague los impuestos».

Campuzano ha añadido que la fiscalidad debe servir para estimular el crecimiento económico y la creación de empleo y «cualquier impuesto que no tenga esta prioridad nos parece un error».

El portavoz de Presupuestos del PDeCAT, Ferrán Bel, también ha criticado la ausencia de diálogo de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con su formación y ha dicho que «estamos viendo una lluvia de ideas dispersa e inconexa estos meses».

«No todo lo que hemos escuchado nos gusta, como el planteamiento contradictorio de que primero se dijo que no se modificaba el IRPF y ahora hay propuestas de modificarlo. También se dijo que el Impuesto sobre Sociedades no afectaría a las pymes y parece que a algunas sí podría afectar», ha recriminado a Montero.

Por otra parte, Bel ha ratificado el apoyo del PDeCAT a la modificación de la Ley de Estabilidad para permitir que la senda de déficit pueda ser votada por tercera vez en el Congreso, en caso de ser rechazada en el Senado, aunque ha insistido en que el Gobierno debe cumplir con el compromiso de una distribución de los objetivos de déficit por CCAA.