El cómico Zelenski, presidente de Ucrania con el 73% de los votos

Política y conflictos

El cómico Zelenski, presidente de Ucrania con el 73% de los votos
Foto: Vadim Ghirda

El actor y cómico, novato en política, Volodimir Zelenski ha logrado este domingo una abrumadora victoria en las elecciones presidenciales de Ucrania ante el presidente saliente, Petro Poroshenko, reflejando la desconfianza de los electores frente al poder, según un sondeo a pie de urna citado por AFP.

El humorista de 41 años ha obtenido el 73,2% de los votos en la segunda vuelta de los comicios, frente al 25,3% de su rival, de 53, según este sondeo realizado a la salida de los colegios electorales por el consorcio Exit Poll National, que agrupa a tres institutos.

Poroshenko ha admitido su derrota y ha felicitad a su adversario por su triunfo. Sin embargo, los resultados oficiales se irán publicado durante la noche del domingo por la Comisión Electoral, que a media jornada había estimado la participación de votantes en el 45% del electorado.

«Nunca os decepcionaré», ha prometido Zelenski desde su comando de campaña de campaña, donde rápidamente ha aparecido para agradecer a sus partidarios, antes de dirigirse a «todos los países del espacio postsoviético: «Miradnos. ¡Todo es posible!«. Zelenski se ha impuesto tras cuatro meses de una inusual campaña realizada principalmente en redes sociales.

Conocido sobre todo por sus espectáculos de monólogos, Zelenski, de 41 años, se ha beneficiado del descontento de los ucranianos con sus élites, consideradas corruptas e ineficaces, y por la decepción que deja el levantamiento prooccidental de la plaza Maidán, hace cinco años, que llevó al presidente saliente, Petro Poroshenko, al poder.

Padre de dos hijos y diplomado en Derecho, Zelenski es originario de la ciudad industrial de Kryvy Rig, en el centro del país. Pero hizo carrera en los escenarios y en la pantalla, en espectáculos humorísticos y conocidas películas en Ucrania y también en Rusia. Este rusoparlante, de ascendencia judía, ha indicado que consideraba la religión como un asunto privado.

Sus partidarios creen que Zelenski trae una bocanada de aire fresco a la política ucraniana, mientras que sus detractores denuncian un programa confuso y una falta de experiencia peligrosa para un país en guerra. Ante estas críticas, Selenski se rodeó de asesores reformistas y aseguró que quiere mantener el rumbo prooccidental de su país, a la vez que negocia con Rusia, con la participación de Estados Unidos, para resolver el conflicto en el este de Ucrania.

El nuevo presidente electo ha sido acusado igualmente de ser una marioneta del oligarca Igor Kolomoiski, enemigo del presidente Petro Poroshenko y propietario de la cadena de televisión que emite su programa de humor, lo que el actor desmiente. Zelenski ha evitado los mítines electorales, y ha limitado los contactos con los electores en los espectáculos de monólogos de su grupo Kvartal 95. Prefiere hablar en videos difundidos en las redes sociales en vez de en la televisión o en la prensa.