El Govern se inclina por aplazar las elecciones en Cataluña por el avance del coronavirus

Política y conflictos

El Govern se inclina por aplazar las elecciones en Cataluña por el avance del coronavirus
Foto: QUIQUE GARCIA| EFE

El Govern catalán se inclina por aplazar las elecciones al Parlament de Cataluña, previstas para el 14 de febrero, ante el avance de la pandemia de coronavirus. Está previsto que el Govern se reúna con los diferentes partidos este viernes y se tome una decisión al respecto. «Es cuestión de tiempo que lo planteen abiertamente», ha asegurado a The Objective el exsecretario de Estudios del PP catalán, Juan Arza. Precisamente, el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha asegurado hoy que Cataluña no presenta «el mejor escenario» epidemiológico para celebrar elecciones el 14F y ha descartado que para esa fecha, en el caso de que hubieran comicios, se pueda vacunar a las personas de las mesas electorales.

Por qué te lo contamos: los informes epidemiológicos catalanes sitúan el pico de la tercera ola de coronavirus en vísperas del 14-F, mientras la pandemia sigue agravándose en la región. Ya son 2.501 personas las que están hospitalizadas con la enfermedad, 56 más que ayer, de las que 493 están graves en la UCI, 16 más que la víspera, mientras que los contagios notificados en las últimas 24 horas ascienden a casi 5.000.

El vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès, si bien no ha confirmado el aplazamiento de las elecciones ha dejado claro que las proyecciones de los expertos indican que vienen «semanas muy complicadas a nivel sanitario» que obligarán a tomar «decisiones complejas y complicadas».

En una rueda de prensa telemática, Argimon ha remarcado que «desde el punto de vista epidemiológico no es el mejor escenario hacer unas elecciones, no lo es, pero la decisión no corresponde al Departamento de Salud». En este sentido, ha recordado que la decisión compete al Govern y que la voluntad es que sea «lo más consensuada posible» con las fuerzas políticas.

Precisamente, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha avisado de que si no se logra un «consenso» entre los partidos sobre si se deben posponer o no los comicios, el Govern será quien decida: «Nos debe preocupar la salud de los electores y no el resultado de las elecciones».

En el caso de que las elecciones se mantuvieran para el 14F, Argimon ha descartado la vacunación a las personas designadas para las mesas electorales, ya que serían miles de personas y esto, ha advertido, obligaría a «replantearse los grupos prioritarios de la fase 1» de vacunación (residencias, personal que trabaja en ellas y sanitarios), por lo que «esta iniciativa no tiene sentido», ha concluido.

El PSC es el único partido que se posiciona claramente a favor de mantener la fecha electoral del 14 de febrero. Los socialistas consideran que «no hay razones» para decretar una postergación y advierten de que la legislación vigente «no contempla la suspensión de unas elecciones ya convocadas». Fuentes socialistas consultadas por Efe apuntan que, dado que el Govern no ha sido quien ha convocado el 14F, la decisión de desconvocarlas correspondería al organismo competente, que es la Junta Electoral.

«Me atrevería a decir que este aplazamiento puede beneficiar más a JxCat y perjudicar a ERC y al PSC» ha asegurado a The Objective el exsecretario de Estudios del PP catalán, Juan Arza.