El hombre bisonte que irrumpió en el Capitolio pide el indulto de Trump

Política y conflictos

El hombre bisonte que irrumpió en el Capitolio pide el indulto de Trump
Foto: Win McNamee| EFE

Jacob Albert Chansley, más conocido como Jake Angeli, el hombre que asaltó el Capitolio de Estados Unidos disfrazado de bisonte, ha solicitado este jueves el perdón del presidente saliente, Donald Trump, según ha dado a conocer su abogado, Albert Watkins. 

En contexto: con un gorro con cuernos por bandera, sin camiseta y haciéndose llamar Yellowstone Wolf, el 6 de enero Chansley formó parte de la insurrección a la sede parlamentaria de EEUU que terminó con cinco personas muertas. Permanece detenido desde el sábado pasado.

Según ha informado el Departamento de Justicia, Angeli ha sido acusado de entrar o permanecer de manera consciente en un edificio restringido sin poseer autoridad legal que le respalde. Watkins ha afirmado en este sentido que, «dada la forma pacífica y obediente en que el señor Chansley se comportó, sería apropiado y honorable que el presidente perdonara al señor Chansley y a otras personas pacíficas de ideas afines». Asimismo, el abogado ha alegado, según declaraciones reproducidas por la publicación The Hill, que su cliente «había escuchado las palabras frecuentemente repetidas del presidente Trump», a lo que ha añadido ha continuación que «se supone que las palabras y la invitación de un presidente significan algo».

Seguidor del movimiento de teorías de la conspiración de la extrema derecha estadounidense, QAnon, Jake Angeli ha dejado su huella en los medios al ocupar la Cámara Alta del Senado durante la irrupción y ha liderado desde hace tiempo la defensa del actual presidente Donald Trump. Sin embargo, no es el único. El director del FBI, Christopher Wray, ha revelado este jueves que más de 100 personas ya han sido detenidas en relación con el incidente del Capitolio, en acciones llevadas a cabo en lugares como Phoenix (Arizona), Dallas (Texas) y Honolulu, en el archipiélago de Hawái.

La Cámara de Representantes también ha avalado este miércoles el inicio de un juicio político contra Trump, que se convierte así en el segundo al que ha de hacer frente desde su llegada a la Casa Blanca, bajo la acusación de «incitación a la insurrección» por el asalto a la sede del poder legislativo en Washington. Con la investidura del demócrata Joe Biden cercana en el horizonte, se han extremado las medidas de seguridad del edificio para poder garantizar la transición sin problemas.