El miedo al coronavirus vacía los supermercados madrileños, pero las cadenas están preparadas

Política y conflictos

El miedo al coronavirus vacía los supermercados madrileños, pero las cadenas están preparadas

La suspensión de las clases en la Comunidad de Madrid, decretada el pasado lunes por el Gobierno, unida al cierre de Italia, provocó un pico de paranoia entre los ciudadanos madrileños. El miedo al coronavirus se reflejó en los supermercados: largas colas y estanterías vacías. La gente salió de sus casas a hacer acopio de víveres.

Esta mañana, sin embargo, las tiendas han abierto con normalidad. Se respira, eso sí, un ambiente de caos. Un ajetreo constante de empleados que reponen al compás de los clientes que vacían las estanterías. Los pasillos están bloqueados por palés de nuevos suministros, sobre todo de leche y papel higiénico. «Naranjas no, hombre, que aún quedan muchas» le dice una señora a su marido. Pero los suministros siguen llegando, las estanterías ya no están vacías.

Nos cuenta José Manuel Pastor, gerente de Carrefour Express, que esto les ha pillado «por sorpresa» y que aun no tiene una respuesta por parte de la cadena, pero que ahora mismo están reunidos para decretar un protocolo de actuación y de abastecimiento. «Esto pasó ayer a las nueve de la noche. Todos nos estamos sentando ahora para ver cómo solucionamos el asunto», nos explica. El próximo paso es cuestión de pura logística: organizar recursos personales y materiales para hacer frente a una mayor demanda.

Las cadenas de supermercados han descartado esta mañana que exista el riesgo de desabastecimiento en sus tiendas. El suministro, según han asegurado a la agencia Efe, está garantizado pese a registrar una mayor afluencia de clientes de lo normal. Inciden en que tanto el sector de la distribución como los fabricantes de alimentos y bebidas están preparados para hacer frente a un hipotético aumento de la demanda.

Las estanterías de un Carrefour Express en la zona de Cuzco, arrasadas la noche del pasado martes tras el comunicado del Gobierno. | Foto: The Objective

Desde el sector de los supermercados han hecho un llamamiento a la calma y la tranquilidad para que el consumidor realice su compra con «normalidad».

En algunos establecimientos chinos, los vendedores han colocado una especie de «mampara» de plástico alrededor del mostrador para evitar el contacto directo con los clientes. Nos explican que se trata simplemente de una medida preventiva.

Medida preventiva en algunos establecimientos chinos. | Foto: The Objective

A finales de la semana pasada, la consultora Nielsen reveló que se ha producido un incremento significativo de las ventas de algunos productos en las cadenas de distribución españolas, especialmente en el segmento de higiene y en el de alimentación envasada, así como de los pedidos realizados a través de Internet.

Concretamente, informó de una fuerte subida de las ventas de legumbres (+47 %), arroz (+45 %) y pastas (+31 %), a lo que se sumó la compra de termómetros (+222 %) y productos desinfectantes con alcohol etílico y asépticos (+178 % en ambos casos).