El rey preside el homenaje a las víctimas de la COVID-19: «España ha demostrado su mejor espíritu»

Sociedad

El rey preside el homenaje a las víctimas de la COVID-19: «España ha demostrado su mejor espíritu»
Foto: Ballesteros/POOL| EFE

El Estado ha rendido homenaje a las víctimas de la COVID-19 y a aquellos colectivos que le han hecho frente en primera línea, en un acto presidido por el rey Felipe VI, que ha dicho que «España ha demostrado su mejor espíritu» durante esta pandemia. El evento ha contado con la presencia de representantes de instituciones, partidos y organizaciones internacionales invitadas.

Lo más importante: la ceremonia ha contado solo con tres intervenciones. Conducidos por la periodista Ana Blanco, han pronunciado discursos el Rey, el hermano del periodista fallecido José María Calleja, Hernando Calleja, y Aroa López, enfermera del hospital de Vall d’Hebron de Barcelona, estos últimos elegidos por la dureza con la que la enfermedad ha golpeado la provincia de Barcelona y Madrid.

Al convocar este acto, el Gobierno ha recalcado que, además de homenajear a las víctimas y a los colectivos esenciales frente a la COVID-19 , con ella pretendía también un reconocimiento para los familiares que han perdido a sus seres queridos y para quienes han superado la enfermedad.

«Estamos aquí para honrar la memoria de quienes se fueron en estos meses de pandemia. Para honrar a quienes perdieron la vida a causa de la terrible enfermedad», ha declarado Hernando Calleja. «Sé que cuando hablo de mi hermano, estoy hablando de todos ellos».

«La compasión nos permite comprender el dolor de los demás, por eso quiero pedir hoy a todos compasión. No vamos a olvidar a ninguno de los que perdieron la vida en esta historia porque la memoria es un deber. El mejor homenaje que podemos hacerles es mantenernos unidos en el recuerdo», ha añadido Calleja.

«Ojalá nada de esto hubiera ocurrido, ojalá yo no estuviera aquí pronunciando estas palabras», ha dicho Aroa López. En cuanto al trabajo del personal sanitario durante estos meses ha querido recalcar que «detrás de los EPI no había héroes, había personas». Además, ha querido agradecer a toda la ciudadanía por los aplausos y ha pedido «que no se olviden de aquello».

La enfermera ha instado a los poderes públicos que luchen por la sanidad de todos. «¿Quién cuidará de nosotros si la persona que nos cuida no puede hacerlo? No olvidemos», ha pedido. «Esta experiencia nos marcará para siempre. Hemos dado todo lo que teníamos, hemos trabajado al límite de nuestras fuerzas y hemos vuelto a entender por qué elegimos esta profesión aunque muchos compañeros tuvieron que dar su vida para ello».

Felipe VI: «Su duelo es el nuestro»

«Hoy es un día que quedará grabado en nuestros corazones porque hoy rendimos homenaje a los miles de ciudadanos que han perdido su vida como consecuencia de la pandemia», ha expresado Felipe VI a la vez que ha dado el pésame a todos los afectados señalando que no están solos en el dolor, «su duelo es el nuestro».

«Quienes nos han dejado son, en muchos casos, personas de gran edad que han trabajado duro por alcanzar el progreso para sus hijos. Unas vidas que construyeron el edificio de nuestra convivencia democrática», ha declarado el Rey. El monarca ha pedido a la población toda la «voluntad, capacidad, saber y empeño para poder mirar al futuro con esperanza y confianza». En un camino en el que la «responsabilidad, la fuerza moral y la superación» son claves para vencer las dificultades tanto económicas como de pérdida de vidas en los últimos meses. «Las superaremos. Ese será el mejor homenaje renovado que podamos ofrecer a quienes recordamos, reconocemos y honramos».

Felipe VI ha querido ensalzar como muchas personas han pasado solas la enfermedad y «han asumido con una gran disciplina el confinamiento en sus domicilios sabiendo que su actitud era fundamental para combatir la pandemia». El rey ha finalizado el discurso reiterando que «España ha demostrado su mejor espíritu. Nos hemos dado un ejemplo de civismo, madurez, resistencia y compromiso con los demás. Os debemos mucho más de lo que podamos imaginar».

Durante las ofrendas ha sonado una pieza del compositor alemán Johannes Brahms, y tras las palabras del rey se ha leído un poema de Octavio Paz, para continuar con un minuto de silencio que ha puesto el broche final al acto homenaje.