El Supremo de Estados Unidos obliga a Trump a presentar sus declaraciones de impuestos

Política y conflictos

El Supremo de Estados Unidos obliga a Trump a presentar sus declaraciones de impuestos
Foto: Olivier Douliery| AFP

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha vuelto a rechazar este lunes la negativa del expresidente Donald Trump a presentar su declaración de impuestos a un gran jurado de Nueva York, que estudia si ha infringido la ley con los pagos secretos de su campaña electoral a la actriz porno Stormy Daniels. 

En contexto: el fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance, está investigando si los pagos secretos de dinero de la campaña electoral de Trump a Daniels, que pretendían evitar que hiciera pública una supuesta relación sexual entre ambos, infringieron la legislación del estado de Nueva York.

De esta manera, el rechazo de la Corte Suprema ha allanado el camino para que Vance obtenga las declaraciones de impuestos de Trump, lo que supone un duro revés legal para el exgobernante, quien se ha opuesto fuertemente a entregar sus cuentas financieras al tribunal. El fiscal reclama sus declaraciones de impuestos de ocho años y otros documentos como parte de su investigación sobre los pagos secretos a la actriz porno. Además, estudia si ha cometido otros posibles delitos, incluidos el fraude bancario y de seguros, según sugirió hace meses en documentos judiciales.

En respuesta, Trump ha insistido en su negativa a aportar los documentos financieros por considerar que la orden es demasiado amplia, que se emitió «de mala fe» y que equivale a un «acoso» político por parte de Vance, pues es del Partido Demócrata. Pese a todo, la información no se daría a conocer públicamente, ya que, según el dictamen del Supremo, las declaraciones fiscales están sujetas a las reglas de secreto del gran jurado, que impide su divulgación fuera del tribunal.

En este sentido, no es la primera vez que sucede esto, pues el pasado julio el Supremo ya había rechazado los intentos de Trump de que se le declarara inmune a estas citaciones, dada su condición de presidente en aquel entonces y estableció que, como gobernante, no tenía derecho a ningún tipo de trato diferente al común de los ciudadanos. Asimismo, además de ese proceso, Trump es objeto de otra investigación judicial en Nueva York por posible ocultación del valor de activos para obtener préstamos y exenciones fiscales.

Este otro procedimiento lo lleva la fiscal general Letitia James, que investiga si Trump infló el valor de algunas propiedades en el estado para obtener préstamos y si también los falseó. Entre los casos que se investigan está una gigantesca mansión propiedad de la familia Trump al norte de Nueva York, en el condado de Westchester, por la que recibieron generosas exenciones fiscales al argumentar que ese terreno estaba dedicado a la conservación natural, algo que podría haber emulado en otros proyectos de desarrollo fallidos.

En definitiva, ambos procesos pueden complicar los problemas legales de Trump tras abandonar la presidencia el pasado 20 de enero.