The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

El Supremo rechaza su competencia en la denuncia de Sijena contra Vila y Puig

Redacción TO

El Tribunal Supremo ha rechazado su competencia en la denuncia hecha por el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena (Huesca) presentó contra los exconsellers de la Generalitat Santiago Vila y LLuis Puig porque éstos, tras ser cesados por la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ya no son aforados.

Así, el alto tribunal señala en su resolución de hoy que si el citado Ayuntamiento quiere perseverar en sus acciones, deberá hacerlo a través de la Justicia ordinaria. El Supremo recibió la denuncia contra los que fueran consellers de Cultura Santi Vila y Lluis Puig, por presuntos delitos de apropiación indebida y desobediencia, en relación con su negativa a cumplir la devolución de los bienes del Monasterio de Sijena.

La denuncia, que también aludía a la presunta prevaricación cometida por Vila alegando que hizo caso omiso a un apercibimiento de la juez de Huesca encargada del caso, hacía referencia a la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca que condenó en abril de 2015 a la Generalitat a devolver unas piezas cuya compra por la administración catalana fue considerada ilegal por la magistrada.

Después de que el Gobierno central interviniera el de la Generalitat para obligar al cumplimiento de la Constitución, todos los miembros del Govern fueron cesados y, de ese modo, los dos denunciados perdieron la condición de aforados en virtud de la cual podía ser competente sobre el asunto el Supremo.

Las obras del Monasterio de Sijena que se encontraban en el Museo Diocesano de Lleida, en litigio entre Cataluña y Aragón desde hace dos décadas, llegaron el pasado 11 de diciembre a Villanueva de Sijena entre vítores de sus vecinos, tras salir de la capital ilerdense en medio de protestas y duras críticas de los partidos soberanistas en plena campaña electoral.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha acusado a los responsables políticos catalanes de llevar "años mintiendo" sobre los bienes de Sijena. Ha dicho que el Museo de Lleida tenía "en el sótano" "la mayor parte" de las obras devueltas a Sijena y "muchas de ellas" estaban en mal estado.

Además, ha recalcado en declaraciones a los periodistas que "las piezas han sido trasladadas -desde Lleida a Aragón- con un método absolutamente escrupuloso e impecable".

Saben, ha dicho, cuál es "la pieza que falta", que está "fotografiada", y que ya cuando se produjo la primera entrega de obras, "de las 53 que eran" llegaron 51: "Nos deben 3 y lo digo amistosamente".