Natalia Angulo Haynes

C8H10N4O2

De siempre ha sido conocido que el café, es decir, la cafeína que contiene, estimula el sistema nervioso, mantiene despierta la atención y tiene efectos analgésicos.

Opinión

C8H10N4O2

De siempre ha sido conocido que el café, es decir, la cafeína que contiene, estimula el sistema nervioso, mantiene despierta la atención y tiene efectos analgésicos.

De siempre ha sido conocido que el café, es decir, la cafeína que contiene, estimula el sistema nervioso, mantiene despierta la atención y tiene efectos analgésicos. Fue descubierta a principios del siglo IX por el  médico Runge, quien acuñó el término Koffein, cafeína, motivado por un encuentro genial (algún día lo contaré) con Goethe, personaje fascinante tristemente conocido sólo por escribir Fausto pero que era un apasionado químico. 

Los humanos han consumido cafeína desde la Edad de Piedra para aliviar la fatiga aunque la historia del café solo está registrada desde el siglo IX, en el que hay una mención literaria del café en los trabajos del físico persa Al-Razi. Durante ese siglo, además, se establecieron las primeras «casas de café», abriéndose la primera cafetería en Venecia. 

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, encabezados por el profesor Michael Yassa, ha encontrado otro uso para el café: es un potenciador de la memoria asombroso. Han descubierto que la cafeína tiene un efecto positivo sobre la memoria a largo plazo en los seres humanos. Su investigación, publicada en ¨Nature Neuroscience¨ hace unos días, muestra que la cafeína fortalece y mejora ciertos recuerdos  al menos hasta veinticuatro horas después de su consumo y que genera resistencia a que se olviden. El centro de la memoria en el cerebro humano es el hipocampo y funciona como un cuadro eléctrico de los recuerdos, de tal manera que la cafeína impide que salten los interruptores y se olviden los recuerdos al «saltar los plomos». Un hallazgo que abre  de nuevo la esperanza en la acción preventiva de patologías como el Alzheimer. Una taza de café.. qué simple…y es que, como aconseja la precursora del nuevo paradigma de la ciencia Janine Benyus, la «madrina» de la biomímesis, «pregunta al planeta: allí están todas las respuestas».

 

Más de este autor

De la moda Friki

El canal friki por excelencia, TNT se ha tomado en serio lo del Día del Orgullo Friki y este año se ha puesto como objetivo encontrar al Friki Master; o lo que es lo mismo, a la persona más friki de España. Así que en el capítulo de Big Ban Theory, Sheldon se dirige a los frikis españoles y les hace un llamamiento a todos aquellos que se consideren unos fanáticos de las series, los videojuegos, los cómics, la ciencia ficción, el manga y la tecnología, para que demuestren su sabiduría friki en este concurso de televisión.

Opinión

La orilla blanca, la orilla negra  

Como decía al principio Mohamed Ali Malek ha sido reconocido por uno de los inmigrantes supervivientes como uno de los dos culpables de la tragedia más grave ocurrida en aguas del Mediterráneo. El segundo culpable somos nosotros, culpables de cada una de esas muertes, todos nosotros, nuestros países, nuestras políticas de inmigración, nuestra indiferencia, todos incluidos tú que lo lees y yo que lo escribo.

Opinión

Más en El Subjetivo

Daniel Capó

Ser padres

«La paternidad consiste en volver a aprender para terminar sabiendo algo más que al principio»

Opinión