Natalia Angulo Haynes

La Larga Marcha

La han llamado Princesa. Nadie se explica como ha sobrevivido. Yo os lo diré. Cruzó cada minuto de aquellos insalvables 14 km sostenida en brazos de La Muerte.

Opinión

La Larga Marcha

La han llamado Princesa. Nadie se explica como ha sobrevivido. Yo os lo diré. Cruzó cada minuto de aquellos insalvables 14 km sostenida en brazos de La Muerte.

El viento de poniente enardece la vela de kite surf que rompe las crestas de las olas. La mar está revuelta hoy en Tarifa El surfista cae al agua entre risas. A su lado una balsa de plástico rompe las crestas de las olas. La mar está revuelta.Un camerunés cae al agua entre gritos. Nunca antes había pasado esto. Esos terribles 14 km que separan la muerte en el continente negro de la vida en el continente blanco. Un futuro inexistente empuja a estos jóvenes que recorren durante años el continente a pie, algunos caen ahí, otros asfixiados escondidos entre las ruedas de camiones,enfermos en las selvas, entre disparos de guerrillas, de sed en el Gran Desierto.

Pasando del terror al hambre, pasando de bragueta en bragueta, pasando de un futuro inexistente a un presente condicional, y queda esa última frontera para llegar a un país que los espera con hostilidad y desprecio, esos 14 km de mar que separan la desnutrida África de la obesa Europa.

Esos 14 km de Estigia plagado de cadáveres de aquellos que intentaron cruzar tras una Larga Marcha tan atroz que ni el propio Stephen King podría haberla plasmado en sus mas terribles pesadillas. Que ironía morir ahogado a escasos metros de la tabla de kite surf de un joven que no sabe lo afortunado de nacer a este lado de esos 14 km. Nunca antes había pasado, una bebé de meses, sin nombre, sin padres que llega sola en esa balsa de plástico. La han llamado Princesa.

Quienes han viajado con ella explican que sus padres no pudieron subir a la patera tras un forcejeo con la policía y que entre gritos desesperados extendieron los brazos con la bebé hacia los que ya se alejaban en la balsa, alguien la cogió. Nadie se explica como ha sobrevivido esos 14 km sola, en el suelo de la patera, entre pisadas, gritos, olas, frío, miedo, pero es fácil, yo os lo diré, cruzó durante cada minuto de aquellos insalvables 14 km sostenida en brazos de La Muerte.

Más de este autor

De la moda Friki

El canal friki por excelencia, TNT se ha tomado en serio lo del Día del Orgullo Friki y este año se ha puesto como objetivo encontrar al Friki Master; o lo que es lo mismo, a la persona más friki de España. Así que en el capítulo de Big Ban Theory, Sheldon se dirige a los frikis españoles y les hace un llamamiento a todos aquellos que se consideren unos fanáticos de las series, los videojuegos, los cómics, la ciencia ficción, el manga y la tecnología, para que demuestren su sabiduría friki en este concurso de televisión.

Opinión

La orilla blanca, la orilla negra  

Como decía al principio Mohamed Ali Malek ha sido reconocido por uno de los inmigrantes supervivientes como uno de los dos culpables de la tragedia más grave ocurrida en aguas del Mediterráneo. El segundo culpable somos nosotros, culpables de cada una de esas muertes, todos nosotros, nuestros países, nuestras políticas de inmigración, nuestra indiferencia, todos incluidos tú que lo lees y yo que lo escribo.

Opinión

Más en El Subjetivo

Guillermo Garabito

No molestar

«A uno le gusta el interior de los hoteles como le gusta el interior de las historias. Por ellos va pasando la vida y sólo se necesita estar ahí, desayunando o merendando, para tomar nota»

No Category -

Jordi Bernal

Comité de expertos

«Tal como han ido las cosas, sería hasta comprensible que en diez días el ministro Illa se presente puntual a su comparecencia ante los medios acompañado por un grupo alborotado de simpáticos chimpancés con batas blancas»

Opinión