The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

La verdadera causa de nuestro bloqueo político

Nuestro bloqueo político se debe en buena parte a lo parecidos que son el PSOE y el PP, y a que el PSOE se resiste (¡como gato panza arriba!) al parecido. Esta diferencia forzada, no de realidad sino de parecer, es al final la única diferencia destacable: el PP no se resiste y el PSOE sí, eso es todo.

Al PP lo acusan de socialdemócrata, pero –salvo para los talibanes del liberalismo, que son quienes lo acusan– “socialdemócrata” sigue sonando coqueto. Al PSOE, en cambio, se lo llevan los demonios si le insinúan que es de derechas, o conservador, o neoliberal, o cualquier otra cosa maligna.

No creo que haya dos partidos en Europa (¡ni en el mundo!) que pudieran formar una gran coalición sin que se notara menos. Y por eso el PSOE se resiste: porque se notaría demasiado.

Cabría afirmar que el PSOE se ha derechizado. Pero también que se ha izquierdizado la sociedad, el Estado incluso. Se ha hablado de que la crisis del PSOE se debe al triunfo general de la socialdemocracia. Sus ideas se han diseminado más o menos entre todos los partidos, y el que haya uno específicamente socialdemócrata (cuando, por lo demás, tampoco se puede ser socialdemócrata al completo) lastra a ese partido, que se ve obligado a guardar unas supuestas esencias con mayor rigidez (y teatro) que los otros.

Estamos bloqueados porque el PSOE no acepta que nuestro Estado es tan socialdemócrata como él, aunque él no lo gobierne.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Gólgota

"Si ya resulta intolerable que la basílica del Valle sirviese de mausoleo a un dictador, todavía lo es más que en sus columbarios se apiñen decenas de miles de cadáveres, muchos de ellos sin identificar"