Marta Garcia Bruno

Nos han engañado

Sería extraño que el mundo existiera tal y como lo conocemos en un futuro quizás no muy lejano. Han pasado 71 años del fin de la última gran contienda, de la barbarie, la que dejó a tantos muertos en el camino. Es tan útil recurrir a eso de “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”. Y no es que no hayamos aprendido de la experiencia, es que la mayoría de nosotros tuvo la suerte de escucharlo o leerlo, nunca vivirlo.

Opinión

Nos han engañado
Marta Garcia Bruno

Marta Garcia Bruno

Periodista y futura politóloga. Profesora UFV.

Sería extraño que el mundo existiera tal y como lo conocemos en un futuro quizás no muy lejano. Han pasado 71 años del fin de la última gran contienda, de la barbarie, la que dejó a tantos muertos en el camino. Es tan útil recurrir a eso de “el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”. Y no es que no hayamos aprendido de la experiencia, es que la mayoría de nosotros tuvo la suerte de escucharlo o leerlo, nunca vivirlo.

Son los mismos que estrenan escaños en el Congreso los que pasan una página en la historia española. No sabemos si ya se ha terminado el libro o queda un folio en el que escribir lo mal que han desempeñado sus funciones los que deben coger la batuta del mando. ¿Será su final? ¿O el comienzo de algo nuevo?

A Europa le brotan los nacionalismos como níscalos en otoño, esos mismos que rompieron con un continente antaño próspero, y que sólo con el ahínco de unos pocos se ha logrado recuperar de tamaño desliz. ¿Nos están engañando de nuevo como ya lo hicieron en el pasado? Malditas las crisis que provocan palabras biensonantes, dinero fácil. Tanto que desaparece antes de que llegue a nuestras manos.

Marine Le Pen, presidenta del ultraderechista francés Frente Nacional: “Me alegro una vez más de la disgregación de la Unión Europea (UE) porque Schengen va contra los intereses de los europeos”. El 35% de electores de 18 a 24 años votó a la extrema derecha en las elecciones regionales. El euroescéptico Nikel Farage, líder del Partido Por la Independencia del Reino Unido (UKIP) ganó cuatro millones de votantes en las últimas Elecciones. Podemos apostaba hasta hace unos meses por la salida de España del Euro. Se convirtió en la tercera fuerza en las recientes elecciones.

Los cimientos no se mantienen solos demasiado tiempo. El milagro europeo deja ser una ensoñación para convertirse en un caldo de cultivo de sentimientos contra la cooperación que se aprovechan de las privaciones económicas. Y podríamos volver a las carencias políticas. Nos han engañado.

Contexto

    Más de este autor

    ¿Otro accidente económico?

    Primero fue el multimillonario George Soros. Después el “apocalipsis” de William White (OCDE). Ahora Mervyn King, ex gobernador del Banco de Inglaterra, advierte que el mundo está en «la cúspide de otro accidente económico» ¿Es así?

    Opinión

    Despropósitos

    Todavía no he visto en Madrid un solo supermercado en el que se ofrezca comida gratis a los más desfavorecidos, el swingmarket que lo llaman en Holanda, donde puede acudir cualquiera que tenga una renta de 180 euros al mes, sea parado o no. Eso antes que evitar que los más desfavorecidos tengan que vivir en la penosa situación de esperar al cierre de los supermercados para llevarse los kilos y kilos de comida que se tiran al día porque han caducado ese día. Porque no hace falta que Jordi Évole se vaya a Camboya para vislumbrar la precariedad.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Aloma Rodríguez

    Tener hijos no te hace mejor

    «Ser padre es tan egoísta como no serlo. Y además los hijos pueden convertirse en un escaparate de nuestras virtudes, ‘sparring’ de nuestras frustraciones, explicaciones de nuestros fracasos, o, lo peor, nuestro proyecto vital»

    Opinión