Publicidad
Paco Segarra

Ideología de género y espías

Las grandes multinacionales obligan al Pentágono y a los servicios secretos a trabajar para ellas, dentro y fuera de casa. Dentro, como digo, preparando actuaciones para reprimir a la sociedad civil en caso de conflictos provocados por el supuesto «cambio climático».

Opinión

Ideología de género y espías

Las grandes multinacionales obligan al Pentágono y a los servicios secretos a trabajar para ellas, dentro y fuera de casa. Dentro, como digo, preparando actuaciones para reprimir a la sociedad civil en caso de conflictos provocados por el supuesto «cambio climático».

Recibo otra carta del agente retirado Marco Liotto. Extraigo algunos párrafos: «No siguió usted el hilo de la colaboración militar hispano-rusa. Allá usted y su diario. Entiendo que estén muy ocupados.

Publicarán muy pronto que la CIA y el MI6 conocían los planes de los yihadistas del ISIL en Irak. No sólo los conocían: eran suyos.Analice la geopolítica global en términos de guerra fría. A Rusia quieren rodearla de un cinturón de fuego. Ya empezó en Siria y Ucrania, y seguirá en Irak. Pero no pueden hacer mucho más.

Apunte que el tablero permanecerá más o menos estable tal y como se encuentra ahora, porque Estados Unidos no tiene capacidad para abrir más frentes en el exterior. Los abrirá en el interior con la excusa del «cambio climático».

Las grandes multinacionales obligan al Pentágono y a los servicios secretos a trabajar para ellas, dentro y fuera de casa. Dentro, como digo, preparando actuaciones para reprimir a la sociedad civil en caso de conflictos provocados por el supuesto «cambio climático». Fuera, sobre todo en Africa, financiando y armando guerrillas que, con la excusa de luchas tribales o religiosas, limpian los territorios ricos en materias primas. Estas guerrillas operan contra la población nativa, contra guerrillas financiadas por la multinacional competidora, por China, Rusia o Francia. Una vez destrozado el territorio, ONG’s afines -infiltradas por elementos de los servicios secretos- se encargan de «reconstruir» esa zona devastada, imponiendo la llamada «ideología de género» con los millones de la ONU, la UNESCO y la UNICEF. Los servicios secretos de mi país venden información a los americanos, gracias a agentes hábilmente introducidos en determinadas ONG’s.

Investigue quién está detrás de Boko Haram. Desde luego, detrás del genocidio en los Grandes Lagos está Ruanda, Paul Kagame, pagado por las multinacionales de las telecomunicaciones que son, por supuesto, otro nido de espías, muy útiles para conocer a quién deben sobornar, o coaccionar, en los gobiernos para conseguir contratos millonarios.»

Añade Liotto que los Estados Unidos están a punto de perder Asia, a manos de una alianza entre China y Rusia, y que esto puede convertir al Pentágono en un enemigo terrible de los propios ciudadanos norteamericanos. «Un imperio replegado sobre sí mismo aniquila a sus súbditos. Asistiremos al final de ese imperio, porque, desde el Romano, los imperios cada vez duran menos siglos. Cordialmente, M.L.»

 

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D