The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Reflexiones sobre Facebook

Sobre el desarrollo de tantas aplicaciones resulta increíble que jóvenes en edad universitaria hayan creado herramientas que acaban siendo utilizadas por decenas de millones de personas en todo el mundo.

Facebook está de estreno; no deja de sorprendernos. Se trata de una nueva herramienta de noticias que pretende ayudarnos a compartir e integrar contenido noticioso en la red social.

Es inquietante el desarrollo de las tecnologías de la comunicación. A veces incluso asusta. Siempre pensamos en las ventajas, pero también en los peligros. La red puede servir para espiar y controlar y el poder no dejará de intentarlo. También existen otros riesgos y hasta enfermedades… Internet provoca una transformación profunda e incesante y, por supuesto, ha aportado muchas cosas buenas.

Es interesante pensar sobre lo distintas que van siendo las cosas. Siempre me gustó imaginar cómo sería el mundo de nuestros abuelos y padres cuando tenían mi edad. Los más ancianos recuerdan aún cómo los automóviles empezaron a sustituir a los caballos y nuestros padres vivieron la llegada de la televisión a los hogares. Fueron cambios importantes, pero creo que nada fue como está siendo la constante revolución debida a Internet, que bien utilizado es una herramienta maravillosa.

Sobre el desarrollo de tantas aplicaciones resulta increíble que jóvenes en edad universitaria hayan creado herramientas que acaban siendo utilizadas por decenas de millones de personas en todo el mundo. Yo disfruto mucho de las redes sociales: me ha permitido conocer gente estupenda y dar a conocer mis novelas y mis artículos. También utilizo Internet para trabajar, para escribir mis libros, organizar viajes, para comprar de todo y hasta para gestionar el poco dinero que le queda a uno después de Montoro…

Vivimos un permanente cambio pero creo que no estamos siendo capaces de sacar todo el partido que Internet nos ofrece. Pasa como con el cerebro, que dicen que usamos solo un pequeño porcentaje. Y es que más que las capacidades necesitamos las actitudes, esto es, el compromiso y la responsabilidad para hacer algo grande y bueno, ¿no les parece?

Más de este autor

Más en El Subjetivo