Jose Maria Inigo

Terapia mediática

El cuerpo humano no está hecho para recibir cada día tantísimas malas noticias, situaciones injustas, o acontecimientos incomprensibles

Opinión

Terapia mediática

El cuerpo humano no está hecho para recibir cada día tantísimas malas noticias, situaciones injustas, o acontecimientos incomprensibles

Mi amigo Jesús es un hombre cabal. No tiene estudios, pero es inteligente y culto. Es un filósofo de a pie del que siempre se aprende algo. El otro día, comprando el periódico en el quiosco, me dijo «¿Has probado a no leer un periódico ni escuchar la radio o ver la televisión durante una semana? Es una terapia fantástica. Te sentirás otro, haz la prueba. El cuerpo humano no está hecho para recibir cada día tantísimas malas noticias, situaciones injustas, o acontecimientos incomprensibles».

Me volví a casa con la firme resolución de pensar en su consejo. Seguramente Jesús tendría razón. No hay sensibilidad que aguante tanto. Hoy mismo, repasando las noticias, me encuentro con lo siguiente:

  • Agotados los muñequitos que representan a Rob Ford, el alcalde de Toronto, feliz y sonriente. Miles de conciudadanos suyos lucirán el muñeco del edil en sus casas, orgullosos de que su ídolo haya confesado haber fumado drogas durante una borrachera. Increíble pero cierto. Bonito ejemplo.
  • El gobierno chino busca pareja a solteros y divorciados. Por lo visto, dicen, los divorciados crean inestabilidad y problemas. 
  • Los líderes de la UE , reunidos en Francia, no han encontrado solución alguna para paliar el paro juvenil, cuyas cifras asustan a todos. Y se han quedado tan tranquilos.
  • El cultivo de opio ha aumentado en Afganistán un 36%. 
  • Miles de muertos en la zona de Haiyan, Filipinas, tras sufrir los estragos del tifón Yolanda. Sorprendentes imágenes hoy en los telediarios. Mañana nadie se acordará de los damnificados.
  • Maduro en Venezuela sigue los pasos de su antecesor Hugo Chávez haciendo cosas muy extrañas. 
  • La guerra en Siria continúa. En Irak bombas y terrorismo.

Creo que estar una semana sin noticias me vendrá bien. Empiezo mañana. Espero que la curiosidad no me pierda.

Más de este autor

No son de aquí

En esta parte del mundo, nos quejamos de los malos tiempos que nos están tocando vivir. Es el Apocalipsis de la crisis económica, la corrupción y el paro. Comparado con las desgracias de otros lugares, nada.

Opinión

Levántate y anda

En la calle, lo de siempre. Las radios anunciaban esta mañana de que una de cada cuatro familias está en el umbral de la pobreza.

Opinión

Más en El Subjetivo

David Mejía

Jaque al rey

«El problema de la monarquía es que si el rey fuera Alberto Garzón I, no podríamos librarnos de él»

Opinión

Juan Marqués

El gran tostón del yo

Es la trivialidad lo que predomina en la «autoficción» o en la literatura de testimonio, y sin embargo es cada vez mayor la exaltación totalmente acrítica que de ese tipo de libros se hace en los medios

Opinión

Gabriel Insausti

Todos somos China

«Lo que viene de China no es sólo el coronavirus. Lo que viene es esa entente insólita de comunismo y capitalismo –con lo peor de cada casa- que se resuelve en el globalismo»

Zibaldone