José Carlos Rodríguez

Todos lo saben

Tres jueces han juzgado a los cinco miembros de “la manada”, acusados de una violación múltiple. Dos han resuelto condenarles por abuso sexual. El caso ha sido devorado por una verdadera manada de hienas, que han querido sacarlo de su ámbito natural, el de los juzgados, para convertirlo en un asunto puramente ideológico. No se trata de seis jóvenes en un portal durante los sanfermines, sino que ella representa a todas las mujeres y ellos a todos los hombres. La campaña tiene la altura intelectual habitual. Verbigracia, sus lemas “yo sí te creo” y “no es no”.

Opinión

Todos lo saben
Foto: Francisco Seco
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

Tres jueces han juzgado a los cinco miembros de ‘La manada’, acusados de una violación múltiple. Dos han resuelto condenarles por abuso sexual, y un tercero ha pedido su absolución, en un voto particular.

El caso ha sido devorado por una verdadera manada de hienas, que han querido sacarlo de su ámbito natural, el de los juzgados, para convertirlo en un asunto puramente ideológico. No se trata de seis jóvenes en un portal durante los sanfermines, sino que ella representa a todas las mujeres y ellos a todos los hombres. La campaña tiene la altura intelectual habitual. Verbigracia, sus lemas “yo sí te creo” y “no es no”. El primero es absurdo, porque la condena tiene como base exclusiva, junto con los vídeos, el testimonio de la joven. Y la segunda también, porque nunca dijo que no.

A esta campaña infame se ha sumado el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Ha elevado su catadura moral al de tertuliano de La Sexta Noche, donde ya le arrearon un argumento ad hominem al juez discrepante. Él también se suma a la destrucción del juez diciendo que “todos en la carrera saben que tiene un problema singular” y que «el CGPJ debería haber actuado».

Lo dice él, que es ministro de Justicia. En lugar de defender a los jueces de los ataques que están sufriendo, se suma a la turba que quiere sustituir el sistema judicial por comités de salud pública. Este García Oliver venido a más gracias a la ludopatía ha dejado claro que no tiene ningún respeto por la independencia de los jueces. Y eso, gracias a él, todos lo saben.

Más de este autor

Elecciones del desencanto

«El secesionismo no está tan movilizado como sugiere el reparto de escaños. Quizás muchos votantes no quieran repetir el fiasco de 2017»

Opinión

Gracias, Rubius

«El Rubius ha estado diez años aportando la mitad de lo que ganaba al Estado español. La práctica totalidad de quienes le critican necesitarían varias vidas para aportar una cantidad igual»

Opinión

Más en El Subjetivo

Laura Fàbregas

Chaves Nogales en 2017

«Parafraseando a Nogales, el partido que detectó antes que nadie lo que era el nacionalismo catalán, y que parecía estar mejor preparado para afrontar la España del post-procés, no se detuvo a tiempo»

Opinión

Miguel Ángel Quintana Paz

El moderadito

«Al moderadito le encanta decir cosas que en realidad no significan nada: así aspira a gustar a todos los bandos en disputa, aunque ofenda al respeto por la verdad»

Opinión