Nuria de Madariaga

Tsipras: ¡Atrape el asteroide!

Iniciativa es lo que le falta a Alexis Tsipras a la hora de proponer soluciones para el esquilmado pueblo griego. Porque, para gobernar no hay tan solo que lanzar propuestas de convertir al país en una especie de “Estado Asistencialista” como ya intentara Francia con desastrosos resultados.

Opinión

Tsipras: ¡Atrape el asteroide!

Iniciativa es lo que le falta a Alexis Tsipras a la hora de proponer soluciones para el esquilmado pueblo griego. Porque, para gobernar no hay tan solo que lanzar propuestas de convertir al país en una especie de “Estado Asistencialista” como ya intentara Francia con desastrosos resultados.

Iniciativa es lo que le falta a Alexis Tsipras a la hora de proponer soluciones para el esquilmado pueblo griego. Porque, para gobernar no hay tan solo que lanzar propuestas de convertir al país en una especie de “Estado Asistencialista” como ya intentara Francia con desastrosos resultados. Es idílico que el ciudadano viva en un mundo feliz y en una situación de gratuidad total, pero nunca hay dinero para conseguirlo a no ser que hablemos de alguno de los Emiratos del Golfo que generan tanto dinero con el petróleo, que pueden permitirse tener a sus nacionales a sueldo (a sus nacionales que no a los desventurados inmigrantes que van a trabajar allí en la construcción sufriendo temperaturas extremas y por salarios miserables). Pero Grecia no produce nada interesante y tan sólo puede capitalizar su belleza monumental y paisajística de cara al turismo. Y además sus sucesivos gobiernos han sido estúpidos y manirrotos ,de ahí que estén más tiesos que la varilla de un cohete.

Europa se exaspera por la morosidad griega y no es que, las criaturas no quieran pagar, es que no tienen de donde sacar. Y tampoco se ve a los griegos con demasiada iniciativa ni en absoluto emprendedores, en el tema de ideas son más flojos que un muelle de guita. Por ejemplo, acaba de pasar junto a nuestro planeta un pedazo de asteroide que no debe andar muy lejos en sus correndijas por la galaxia y el predusco está valorado en 5,4 billones de euros. ¿Y se le ha ocurrido a Tsipras pedir ayuda a Obama, que tanto ha apostado por el rescate, para hacerse con el meteorito? Nada excesivamente difícil, primero se va a un notario para escriturar la propiedad de la piedra a nombre de Grecia, luego se monta un cohete de los que hay por Cabo Cañaveral ya usados, con una bomba potente y se dispara contra la roca para que se fragmente y caiga a la tierra calculando que lo haga sobre algún desierto que no sea de la zona de Iraq porque allí están los criminales hijoputas del ISIS y lo robarían todo. Mejor sobre un continente serio y que no sea tierra de ladrones y mangantes, como Australia, luego los griegos reclaman la propiedad de todo lo que se encuentre desperdigado y como el componente principal del cuerpo celeste es platino, con eso tendrían para pagar y también para dejar prestado.

Obama y la NASA no iban a escatimar con un cohete asqueroso de segunda mano y una bomba que no sea con cabeza de plutonio (es contaminante) teledirigir el meteorito con ondas magnéticas, colocarlo encima de un desierto y reventarlo para luego recoger los trozos y sacarlos al mercado. Pero Tsipras se ve pazguato y una miajita apollardáo y por no tener ocurrencias ni se le ocurre vender a Moscú el puerto del Pireo por una suma equivalente al doble de la deuda, aun sabiendo que a los rusos les encandilan los puertos y son buenos pagadores. Sin deuda y con dinero contante y sonante Grecia florecería. ¿No se están vendiendo en España a los chinos los aeropuertos arruinados? Pues lo mismo, se vende el Pireo a los rusos para que instalen una base en condiciones y se le dicen a Obama estas palabras: “Obama, pase de Rusia que esos son “de los nuestros” los cojones para el ISIS que son los que nos quieren matar” Y si a Obama le da envidia el negocio, puede comprar él el puerto para montar una base tipo Rota (las bases americanas dan prosperidad y riqueza a las poblaciones colindantes) o bien montar el dispositivo y atacar el meteorito, llevándose comisión, porque 5,4 billones de euros no son para que anden desperdiciados y dando tumbos por el espacio sideral. Así que: ¡Tsipras, atrape el meteorito!

Más de este autor

Merkel: quien siembra vientos recoge tempestades

Para muchos, antes que nada, Angela Merkel es una doctora en Ciencias de brillante formación académica e intelectual y ha sido una gran estadista. Pero…le pudieron el histrionismo y el redentorismo compulsivo a la hora de “invitar” a Europa a todos los asilados, refugiados e inmigrantes que puedan producir esos inmensos Estados fallidos que son una gran parte de los países árabes. Fallidos por culpa de ellos que no por culpa de Occidente en general ni de Europa en particular. Estados fracasados que fluctúan entre feroces dictaduras, feroces dictaduras teocráticas y monarquías de cristal de Svarowski. ¿Y qué culpa tiene Europa de su incapacidad de gobernarse, de sus derivas extremistas y de sus sempiternos conflictos internos? ¿Qué culpa tienen Francia, Dinamarca o yendo más lejos, el Estado de Illinois de que en Iran las condenas a la pena capital sean la tónica y de que en Arabia Saudí está prohibido que las mujeres conduzcan un vehículo? La verdad es que ninguna.

Opinión

La crueldad de Europa

Inmensa la crueldad de Europa para con los europeos, pura hipocresía inmenso fariseísmo y un toque histriónico y redentorista que habla más de desequilibrios mentales que de simple solidaridad. ¿Qué los cuatros mandamases pasando por la narcisista Merkel quieren gastarse el dinero del sudor de la Europa que madruga? Lo tienen fácil, tan sólo hay que mirar hacia los países del Este, hacia aquellos países otrora desdichados que tanto padecieron tras el telón de acero.

Opinión

Más en El Subjetivo

Victoria Carvajal

De Wall Street al ‘Main Street’

«Para poder dar un verdadero vuelco al deterioro social y económico, Yellen necesita desbloquear cuanto antes el paquete de estímulo para reactivar la economía por valor de 900.000 millones de dólares, pero cuya aprobación que aún divide al Congreso»

Opinión

Jorge San Miguel

Mi vecino de abajo

«El rock progresivo es una cosa de tíos. De chicos blancos de la pequeña clase media suburbana de mediados del S. XX. Un mundo que se va, que se ha ido»

Opinión

Antonio García Maldonado

La madre de Obama

«Ella no llegó a verlo de presidente, ya que murió en 1995, pero no hay duda de que Obama jamás lo habría sido sin el concurso tenaz de una madre que –se intuye– tuvo algo de juguete roto de una época»

Opinión