La embajada de Estados Unidos se instalará en Jerusalén antes de 2020

Política y conflictos

La embajada de Estados Unidos se instalará en Jerusalén antes de 2020
Foto: Pool new| Reuters

La embajada de Estados Unidos en Israel se trasladará de Tel Aviv a Jerusalén antes de 2020, informan varias agencias. Lo ha anunciado este lunes el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en el Parlamento de Israel, en medio de una ola de aplausos, informa AFP. La mudanza a Jerusalén se producirá «antes del final del año que viene», ha dicho, citado por Efe. La medida ha provocado el rechazo de Palestinade la comunidad internacional.

Pence señaló que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, «hizo historia el pasado mes» al reconocer la Ciudad Santa como capital de Israel y tomó esta decisión por el «bien de la paz». «Jerusalén es la capital de Israel y, como tal, Trump ha dado indicaciones al Departamento de Estado para empezar las preparaciones del traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén», ha declarado frente al Parlamento ante el boicot de los diputados árabes israelíes.

La dirección palestina denunció rápidamente el «discurso mesiánico» de Pence, que refleja que «la administración estadounidense forma parte del problema y no de la solución». Al mismo tiempo, el presidente palestino, Mahmud Abas, buscaba apoyos en Bruselas. Los parlamentarios de la Lista Común, tercera fuerza de mayoría árabe, han levantado una pancarta con la fotografía de la conocida Cúpula de la Roca, en la Ciudad Vieja, con la frase «Jerusalén capital de Palestina», por lo que han sido expulsados.

Con el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel, Washington «elige los hechos sobre la ficción», ya que «son la única base para una paz justa y duradera» entre palestinos e israelíes, algo con lo que su país «está comprometido», ha dicho el vicepresidente. «Al anunciar esta decisión sobre Jerusalén, el presidente pide a todas las partes que se mantenga el statu quo sobre los lugares sagrados», ha detallado. «Como ha dejado claro Trump, Estados Unidos no tiene intención de tomar posiciones sobre ningún asunto final, incluyendo las fronteras concretas de la soberanía israelí en Jerusalén o la resolución de fronteras en disputa», ha recalcado.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, por su parte, se ha deshecho en elogios y reconocimiento al Gobierno de Trump, asegurando que Israel nunca había tenido tanto apoyo de la Casa Blanca. «Hablo en nombre de casi todo el mundo, coalición y oposición reunidas, de la profunda gratitud del pueblo de Israel para el presidente Trump y usted mismo, por una decisión histórica que no olvidaremos jamás«, ha afirmado.

El pasado 6 de diciembre, Trump rompió con décadas de consenso internacional al reconocer Jerusalén como capital de Israel y anunciar el futuro traslado de la embajada desde Tel Aviv a la Ciudad Santa, donde ningún país tiene su sede diplomática. Posteriormente, Guatemala también decidió tomar la misma medida. Los palestinos reclaman la parte oriental de Jerusalén como capital de su Estado, un territorio que está ocupado por Israel desde la Guerra de los Seis Días de 1967 y anexionado en 1980 en contra de las resoluciones de la comunidad internacional. Israelíes y palestinos no mantienen negociaciones desde 2014 y el horizonte se muestra cada vez más sombrío para la paz. Desde el anuncio, el liderazgo palestino ha insistido en rechazar a Washington como mediador, negándose a reunirse con la actual Administración estadounidense.