Publicidad

España

Sánchez ejecuta a otro de sus fieles para colocar a un amigo en la Unesco

Sánchez ejecuta a otro de sus fieles para colocar a un amigo en la Unesco
RRSS

La decisión la adoptó este martes el Consejo de Ministros y la publica hoy el Boletín Oficial del Estado en el capítulo de nombramientos. El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, será el nuevo embajador ante la Unesco, en sustitución de Andrés Perelló, un fiel escudero de Sánchez desde su derrocamiento de Ferraz en 2017 que formó parte de su Ejecutiva desde julio del mismo año como Secretario de Justicia, Libertades y Juventudes.

Perelló, el sacrificado

Perelló ha sido uno de los sacrificados en la nueva Ejecutiva por la incorporación de Llanos Castellanos a su área temática, por lo que su condición de caído es doble y ha generado especial resquemor en la corriente interna de la que forma parte, Izquierda Socialista, un grupo de opinión socialista que pidió a principios de octubre a la dirección mantener su cuota de representación y mantener a Perelló en la nueva dirección saliente del 40 Congreso Federal de Valencia. Sin ningún éxito.

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, la decisión de su salida como embajador permanente de la Unesco ha generado un malestar notable en esta corriente interna, donde consideran que se trata de un despido en diferido, puesto que el relevo de Perelló no se producirá hasta mediados de noviembre, después de la Asamblea General de la Unesco. La conferencia está prevista para el día 12 de noviembre en París y la está organizando el actual embajador con motivo del 75 aniversario de la organización. Se trata de una cita que Perelló prepara con especial cuidado por la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que en el mismo viaje tiene previstas sendas reuniones con el presidente francés, Emanuel Macron, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo. 

«Evidentemente no tiene ningún sentido», explican las fuentes socialistas consultadas por este periódico, cuya explicación es que «es una componenda. Todos sabemos que Uribes es amigo personal de Sánchez y que su gestión en Cultura ha sido nefasta. Uribes pidió ir a París. El único motivo es anunciar ya el nombramiento para que nadie pueda pedir el puesto».

Las fuentes socialistas consultadas por THE OBJECTIVE manifiestan su indignación con esta decisión del presidente del Gobierno: «Pedro ha colocado a su amigo Uribes», el exministro de Cultura que abandonó esa cartera porque «había que dejarle un hueco a Miquel Iceta» tras la crisis de Gobierno en el mes de julio.

El argumento que ofrece el Ejecutivo es que Perelló ya lleva más de tres años en el puesto, el tiempo habitual de los embajadores en un destino, lo cual es falso, según fuentes diplomáticas consultadas por este periódico. «Los puestos de embajador, y más en lugares como París, son normalmente de cuatro años». Y señalan al actual ministro de Exteriores, José Manuel Albares, diplomático de carrera: «Albares se ha sacado de la manga esta teoría peregrina para cambiar a todos los que le dé la gana».

Sin embargo, las fuentes políticas citadas enmarcan la decisión en el entorno del presidente: «Que no nos tomen el pelo. Los embajadores políticos pueden estar 10 años, no está justificado el cese» y menos tras el «éxito» del actual embajador de haber logrado incluir al Paseo Del Prado y el parque madrileño del Retiro en la categoría de Paisaje Cultural Urbano. Aún se desconoce cuál será el nuevo destino de Andrés Perelló, la nueva víctima política de Pedro Sánchez.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D