The Objective
Publicidad
España

Enrique Santiago enchufa a sus fieles en las instituciones y se convierte en jefe en la sombra de Podemos

Enrique Santiago enchufa a sus fieles en las instituciones y se convierte en jefe en la sombra de Podemos

Carolina Freire Vales | The Objective

El secretario general del PCE, Enrique Santiago, se ha salido con la suya en la última negociación entre el Gobierno y el Partido Popular para renovar el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo. Santiago es el principal asesor jurídico de Pablo Iglesias e Irene Montero, y una de sus personas de máxima confianza. A lo largo de la noche del pasado jueves, desde Podemos presumían haber colado al PP tres de sus afines en las tres instituciones. Un «error» de los populares y una demostración de fuerza de Podemos, según las fuentes consultadas.

Santiago ha logrado que un magistrado afín a Izquierda Unida forme parte del Tribunal Constitucional. Se trata de Juan Ramón Sáez Valcárcel, que ya fue vocal del Poder Judicial a propuesta de Izquierda Unida. Sáez Valcárcel trabajó para la absolución de los manifestantes que en 2011 rodearon el Parlament catalán, y su nombre aparece ahora entre los cuatro nuevos miembros del Tribunal Constitucional. En Podemos destacan que el magistrado se ubica ideológicamente «más a la izquierda del PSOE».

Otro de los afines de Santiago, el abogado Luis Antonio Ortiz de Mendivil Zorrilla, se ha hecho con uno de los sillones del Tribunal de Cuentas. Se trata de un perfil casi desconocido en Podemos, ya que debe su lealtad casi integralmente a Santiago. No ha formado parte del equipo legal de Podemos sino que se le asocia al bufete del dirigente comunista, de tal manera que no se puede considerar adscrito a la formación morada aunque defendió a la gerente de Podemos, Roció Val, en una de las piezas del caso Neurona, como adelantó Vozpópuli, y participó de la defensa de Dina Bousselham en otro juicio por su periódico La Última Hora. Val, cabe subrayarlo, tampoco forma parte del núcleo duro de los fundadores de Podemos, sino que procedió del PCE con el aval de Santiago.

Un «enchufado»

En Podemos revelan que este abogado es de estricta confianza de Santiago y que también trabajó en algunos de los juicios de las llamadas purgas a los ex abogados que denunciaban irregularidades en el partido. Su fidelidad absoluta a Santiago servirá, según deslizan desde la propia formación, para ayudar en asuntos como la investigación del caso Neurona (el Tribunal de Cuentas analiza los gastos electorales de los partidos, así como su contratación con empresas en campaña electoral) y en la fiscalización de su financiación, que en el caso de Podemos se ejecuta a través del micromecenazgo de los microcréditos.

Este nombramiento, además, choca con la postura de Podemos que en estos años ha cuestionado la politización de las instituciones. Fuentes del Tribunal de Cuentas, en efecto, califican sin ambages al nuevo miembro de «enchufado», y subrayan el bajo perfil profesional del nombre impulsado por Enrique Santiago. Se desconoce todavía el cargo que desempeñará el afín De Santiago en el Tribunal de Cuentas.

Entidad que recibe millones de euros

El tercer nombramiento es también importante. Se trata de Patricia Barcena, que entra como número tres del Defensor del Pueblo, organismo que pasará a dirigir Ángel Gabilondo. Barcena es directora en el País Vasco de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), una entidad de ayuda a los refugiados que recibe millones de euros en subvenciones públicas y que está muy vinculada a Santiago. El dirigente del PCE lideró durante año dicha organización (en la que también trabajó Ione Belarra) y es conocida en el entorno de Podemos como el verdadero centro de poder político-financiero del líder comunista.

Santiago lleva meses ganando enteros en el partido. Se ha consolidado como el principal asesor legal de Montero e Iglesias, y el PCE es hoy en día el pilar que sirve a Podemos para sobrevivir al nuevo curso político. En Andalucía, por ejemplo, Podemos ha de facto renunciado a su presencia, dejando todo el terreno libre a los dirigentes comunistas. En Madrid la situación no es muy diferente, con la peculiaridad de que Santiago, que con la salida de Iglesias ha pasado a ocupar la Secretaría de Estado de la Agenda 2030, ahora ha lanzado a sus afines en otras instituciones del Estado.

La importancia de Santiago excede la esfera orgánica. Este abogado es conocido por su pasado como defensor de las FARC en Colombia y tiene lazos con el régimen castrista en Cuba. Y América Latina vuelve a ser un lugar de enorme interés para Iglesias en su búsqueda de colaboraciones con la fundación de Podemos y de Juan Carlos Monedero.

Todos estos nombramientos revelan así que por un lado el Partido Popular ha tenido que ceder ante Podemos y asumir que en las tres instituciones entren personas de confianza de Enrique Santiago. Y, por el otro, que el líder comunista ha aprovechado la situación para fortalecer el PCE y su particular liderazgo en Podemos. Los tres cargos responderán casi en exclusiva a Santiago, lo que le refuerza en la delicada etapa de refundación de Unidas Podemos. Santiago es el verdadero ganador entre los dirigentes de Podemos en esta negociación del Gobierno con el Partido Popular.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D