The Objective
Publicidad
España

Los partidos escindidos de Vox estudian concurrir juntos a las elecciones

Varias formaciones llevan meses reuniéndose para concretar esta posibilidad, pero no está clara la fórmula: si a través de una plataforma o con un nuevo partido

Los partidos escindidos de Vox estudian concurrir juntos a las elecciones

El líder de Vox durante una visita a Murcia. | Edu Botella (Europa Press)

La unión hace la fuerza. O eso consideran los miembros de las formaciones escindidas de Vox, que llevan meses estudiando la posibilidad de concurrir juntas a las elecciones. No está clara la fórmula: si a través de una plataforma o con un nuevo partido que las integre. Algunas organizaciones no lo ven claro, pero están abiertas al proyecto. Otras se desmarcan porque lo consideran «un movimiento interesado» en el que aflorarán luchas por cuotas de poder. 

Los primeros acercamientos se produjeron a principios de año y tuvieron como interlocutor a José Castellanos, antiguo presidente de TúPatria en Toledo. Él fue el encargado de contactar con los dirigentes de algunas de estas formaciones y de plantearles el proyecto. La propuesta fue recibida con buenos ojos en la mayoría de los casos, pero de momento no se ha concretado nada. Las reuniones continúan, aunque algunas formaciones han aplazado su decisión.

Antiguos miembros de Vox

Entre las personas con las que habló Castellanos se encuentran antiguos miembros de Vox como Alfonso Galdón (Valores), José Manuel Martínez Ayala (España Suma), Andrés Santo (Juntos por España) y Luz Belinda Rodríguez (Libres). Pero también políticos de otras sensibilidades, como Jean Castel (Valents) y Jacinto Fernández Moreno, presidente de Unidad de Centro (UDEC). La primera reunión, a través de videoconferencia, se produjo el 19 de enero y tuvo como protagonistas a Castellanos, Galdón y a su compañero de partido Rodolfo Espina.

«Galdón acogió muy bien la propuesta, pero comentó que, de momento, no se sumaba. Quería ver cómo avanza el proyecto», reconoce Castellanos a THE OBJECTIVE. No han vuelto a hablar. El presidente de Valores considera que es «complicado» crear una plataforma que integre a las fuerzas escindidas de Vox porque «unos grupos son más moderados que otros». Galdón sostiene que su partido es de los primeros. No obstante, reconoce que está en contacto permanente con los líderes de otras fuerzas, aunque el debate de la unificación «no está de momento sobre la mesa».

galdón
Alfonso Galdón, creador de Valores y exmilitante de Vox. | Foto: Cedida

Castellanos contactó con Castel a través de Whatsapp el 24 de enero. Días más tarde hablaron por teléfono. Castel, exdiputado de Ciudadanos en el Parlament, recibió el proyecto con entusiasmo y prometió llevarlo al Comité Ejecutivo Nacional. Un portavoz de este partido asegura que no tienen intención de integrar ninguna plataforma, pero que ofrecen «mano tendida» y pactos «para sacar al nacionalismo de Cataluña y gobernar con las fuerzas constitucionalistas».

Los encuentros no se detuvieron aquí. Castellanos convocó a Martínez Ayala y a Santo el 28 de enero. Ambos vieron con buenos ojos crear una plataforma y se comprometieron a reunirse de nuevo. Martínez Ayala, guardia civil jubilado, admite los contactos, pero afirma que los primeros intercambios se produjeron en verano. «Los partidos no se fusionan en dos días. Perseguimos que haya una sola fuerza para que el proyecto no se convierta en un reino de taifas».

La ideología

«Hay que superar la división entre izquierda y derecha. El enemigo no es la ideología, sino el sistema político actual. En este proyecto tiene cabida todo el que tenga en su ideario acabar con los privilegios de la clase política y la independencia del sistema judicial, pero hay cosas, como las autonomías, que no se pueden cambiar. Necesita una mayoría muy amplia», manifiesta Martínez Ayala, concejal no adscrito en Sanlúcar de Barrameda.

Santo considera que el proyecto está aún «muy verde». Atisba buenas intenciones, pero cree que será difícil conseguirlo. «Lo deseable sería que todos los grupos que han salido de Vox confluyeran». En su opinión, la dificultad estriba en que cada formación deberá renunciar a algunos de sus postulados. «No todos los proyectos son iguales. España Suma y TúPatria se denominan liberal conservadores y nosotros somos social-patriotas», admite Santo. No obstante, seguirá pendiente de los avances y no descarta formar parte de una empresa mayor.

CARMENgomissssssssd
Carmen Gomis, presidenta de TúPatria, durante un acto del partido. | Foto: Cedida

Otro de los partidos que están en la pomada es UDEC. Su presidente, Jacinto Fernández Moreno, también cree que hay que superar el discurso ideológico entre izquierda y derecha e integrar a más fuerzas que coincidan en la unidad de España, quieran combatir la corrupción, reducir los cargos públicos y devolver competencias como la Sanidad, la Educación y la Seguridad al Estado. Eso sí, afirma que los promotores de esas reuniones son ellos y que se vienen produciendo desde hace más de un año. 

Fernández Moreno explica que en las conversaciones han participado formaciones como Unidos por España, España Suma y TúPatria, que niega cualquier encuentro de este tipo. Además, avanza que en las próximas fechas anunciarán un acuerdo para construir una plataforma con las que concurrir a las elecciones y un ideario de 12 puntos. «No tendremos más de 100 como otros. Nuestra idea es dar voz a la sociedad civil», sostiene el presidente de UDEC.

«Cazar votos»

Otra de las dirigentes contactadas fue Luz Belinda Rodríguez, diputada no adscrita en Andalucía. La parlamentaria dejó Vox y formó otro nuevo partido, Libres, con el que pretende presentarse a las autonómicas. Reconoce que recibe propuestas de integración a menudo, pero que prefiere no mezclarse con otras organizaciones. En su opinión, es «imposible» que el proyecto de unidad tenga éxito porque «es difícil sentirse representado al 100%».

«Se empieza hablando de competencias y se continúa luchando por cuotas de poder», sostiene Rodríguez. En su opinión, un movimiento de este tipo solo busca «cazar votos». Además, cree que unirse no significa tener éxito, como ya le ocurrió a Falange cuando fue en coalición con otros partidos bajo la denominación de ADN. «Si desconfiamos de los partidos, imagínate de estas plataformas extrañas», sentencia la parlamentaria andaluza. 

luz belinda
Luz Belinda Rodríguez, en enero de 2020, tras abandonar Vox. | Foto: María José López (Europa Press)

Castellanos afirma que estos partidos no deben perder la oportunidad de ir juntos a unas elecciones, porque por sí solos cuentan con pocas posibilidades. «Hay muchas cosas que nos unen, pero nos detenemos más en las diferencias. Quizás más adelante y con ayuda externa pueda fraguar el proyecto», reconoce el antiguo dirigente de TúPatria en Toledo. En su opinión, el momento perfecto de acometer la empresa sería después de las municipales del próximo año, «cuando las formaciones constaten los apoyos que tienen».

«Ahora es complicado construir algo porque Vox está fuerte», se sincera Castellanos. Lo mismo opina Santo, de Juntos por España. En su opinión, hay que esperar a una salida en masa de miembros del partido de Santiago Abascal, como dice que ocurrió tras las últimas municipales, para sumar más personas al proyecto. Pero las disidencias vienen produciéndose desde hace años.

«El doble discurso de Abascal»

La primera escisión fue la de TúPatria, liderada por Carmen Gomis. Aunque venía operando desde el verano de 2019, no se presentó oficialmente hasta febrero del año siguiente. Lo hizo en un acto discreto en Madrid. En unos días celebrará su primera asamblea nacional en Ciudad Real. Meses más tarde, José Manuel Martínez Ayala registró España Suma y, en diciembre, irrumpió Valores. Su creador es Alfonso Galdón, expresidente del Foro de la Familia y uno de los ideólogos del llamado pin parental en Murcia. 

Más tarde aparecieron Juntos por España, fundado por Andrés Santo, que critica «el doble discurso de Abascal», y Libres. Esta formación está dirigida por la almeriense Luz Belinda Rodríguez, que abandonó Vox en enero de 2020. Su intención es convertir a la política en algo «útil» superando el debate ideológico. Y para eso quiere mantener una total autonomía. 

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D