The Objective
Publicidad
España

El PSOE maniobra para que Sánchez no explique la tragedia de Melilla hasta septiembre 

Fuentes parlamentarias adelantan que el presidente se salvará de comparecer y no tendrá que dar explicaciones hasta septiembre

El PSOE maniobra para que Sánchez no explique la tragedia de Melilla hasta septiembre 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tendrá que rendir cuentas hasta el mes de septiembre sobre la tragedia humana que se ha cobrado 37 vidas humanas en la valla de Melilla, pese a las maniobras de Unidas Podemos por retratar al Ejecutivo y al PSOE. El socio minoritario de la coalición logró a última hora de este martes pactar una enmienda con ERC para forzar que los socialistas se posicionen en la votación del jueves en el Congreso en contra de investigar las muertes de inmigrantes en el asalto a la valla fronteriza.

Una enmienda de Podemos, a la que ha tenido acceso THE OBJECTIVE, que modifica parcialmente una moción de interpelación de los republicanos sobre la regularización masiva de inmigrantes. Los morados se han congratulado de que ERC haya aceptado este texto alternativo cuyo objetivo era poner contra las cuerdas al Ejecutivo, a instancias de su socio minoritario. Sin embargo, no saldrá adelante debido al voto en contra del PSOE.

ENMIENDA PODEMOS
Enmienda de Podemos a la moción de ERC sobre una regularización masiva de inmigrantes en España.

El PSOE votará en contra

Según ha podido saber este periódico, el PSOE ya ha comunicado a Podemos que votarán en contra de este texto, un anticipo de la fractura de los socios de coalición en este asunto, que también se ha escenificado este jueves en las reuniones de la Mesa y Junta de Portavoces. A instancias de Podemos, este martes salió adelante un minuto de silencio en el inicio de la sesión en solidaridad con las 37 víctimas mortales que se produjeron en la frontera de Melilla el pasado viernes. Una iniciativa que suele estar precedida de una declaración institucional que se acuerda por unanimidad entre los portavoces parlamentarios.

Sin embargo, fuentes parlamentarias han explicado que ha sido la cerrazón de Podemos para incluir una condena expresa a la actuación de la gendarmería marroquí y la negativa del PSOE a aceptarlo, lo que ha impedido que saliera adelante dicha declaración. En consecuencia, la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha procedido a dar paso al minuto de silencio sin más.

Sin comparecencia de Sánchez hasta septiembre

Ese era el tercer intento o asalto para retratar al Gobierno en su tibieza con Marruecos. El primero se producía a primera hora, en la reunión de la Junta de Portavoces donde se rechazó la vía de urgencia en la solicitud de comparecencia presentada por la mayoría de los grupos parlamentarios, desde el PP a ERC, Bildu, BNG, Compromís, Mas País, Junts o la CUP. Según fuentes parlamentarias consultadas por THE OBJECTIVE, la iniciativa fue calificada por la Mesa pero no se incluirá en el próximo pleno extraordinario del 11 de julio porque el PSOE rechazó en la Junta de Portavoces la vía de urgencia exigida para modificar el orden del día, que ya está fijado. 

Por este motivo, las iniciativas nuevas presentadas en esta última semana no se debatirán hasta el mes de septiembre, con el inicio del nuevo periodo ordinario de sesiones. Aunque, en cualquier caso, fuentes de Podemos confirman que no respaldarán una comparecencia del presidente, Pedro Sánchez, por tratarse de una «regla de oro» en el comportamiento de la coalición. Salvo que haya solicitudes a petición propia, los grupos parlamentarios de la coalición PSOE y Podemos no pueden llamar a comparecer al Gobierno. Solo se permite un espacio de crítica a los partidos en la solicitud de iniciativas parlamentarias, pero no exigencias de comparecencia. 

Ahí se enmarca la Proposición No de Ley registrada este lunes por Unidas Podemos para solicitar una investigación urgente de lo sucedido en Melilla y condenar la actuación policial de la gendarmería marroquí. Una iniciativa que tampoco se verá hasta el mes de septiembre porque «no tenemos cupo», dicen fuentes de la formación a este periódico, a la espera de su turno parlamentario para elevar a pleno las PNL. No obstante, se trata de una iniciativa condenada al fracaso antes incluso de lograr ser incluida en el orden del día porque, al dilatarse los plazos, Podemos se muestra reacio a presentarla en septiembre por tratarse de cuestiones «coyunturales».

Clamor de sus socios

Incluso si se elevase al pleno, los ‘morados’ coinciden con los socialistas en que «sin duda» el PSOE impedirá esta investigación sobre la actuación de Marruecos, como rechazará este jueves su enmienda para «depurar responsabilidades de lo ocurrido el pasado 24 de junio en Melilla» y abrir una investigación. Una consecuencia de lo que Podemos califica de «vergonzosa anuencia de Pedro Sánchez con el régimen de Mohamed VI» y que deja claro que el Ejecutivo no pondrá en riesgo la buena relación que en estos momentos tienen tras el giro histórico del Gobierno en el Sáhara Occidental. 

De hecho, todos los grupos del Congreso coincidieron en relacionar la tibieza de Pedro Sánchez el pasado viernes con ese cambio de posición en el Sáhara. Unas palabras con las que el jefe del Ejecutivo evitó condenar la represión y calificó de «bien resuelto» la ofensiva de la policía marroquí en colaboración con la española. «No puede haber un acuerdo migratorio en el que se acepte como normal que mueran personas en nuestras fronteras. Sería absolutamente inaceptable y contrario al derecho comunitario», reprochó el representante del socio minoritario del Ejecutivo, Pablo Echenique de Podemos, en coincidencia con Compromís.

«Si ese presunto acuerdo con Marruecos supone mirar hacia otro lado y justificar la vulneración de derechos humanos, pues vaya acuerdo que ha alcanzado el Gobierno», añadió Joan Baldoví. Otros socios del Gobierno como los representantes de los grupos vascos, en concreto Mertxe Aizpurua, de Bildu, y Aitor Esteban, del PNV, calificaron el blanqueamiento del Gobierno de «error lamentable» y «desafortunado», al que Aizpurua dijo que «nos oponemos frontalmente porque la policía marroquí no puede cruzar la frontera y matar inmigrantes en suelo español».

Esteban fue algo más tibio pero reprochó suavemente al Gobierno que «si ha sucedido lo que ha sucedido no se puede responder como si todo se hubiera hecho perfecto y se hubiera hecho lo que se tenía que hacer. No, eso no puede ser». 

Explicaciones en el Debate de la Nación

El salto cualitativo en el terreno parlamentario ha sido la unión de la izquierda con el arco parlamentario de la derecha. Tanto Vox como el PP denunciaron con dureza «la falta absoluta de empatía del presidente», en palabras de la portavoz popular Cuca Gamarra. «Rechazamos de forma contundente las palabras de Sánchez», añadió el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. 

Sin embargo, los socios del Ejecutivo son conscientes de que la cumbre de la OTAN ha servido como cortina de humo y evasión en la petición de responsabilidades que solo se podrá realizar en el Debate del Estado de la Nación, que está previsto para la segunda semana de julio, del 12 al 14 del mes, aunque sigue sin mediar la comunicación del Gobierno a las Cortes.

La intención de quienes sostienen al Gobierno de Pedro Sánchez es que los quince días que restan hasta esa celebración no sirvan para dejar pasar la ocasión de denunciar las palabras y la inacción del presidente. «Son imágenes espeluznantes. Y el famoso ‘bien resuelto’ es un insulto a la conciencia moral de los españoles y creo además que le va a a acompañar mucho tiempo», señaló este martes Íñigo Errejón de Mas País, resumiendo el sentir de los ‘aliados Frankenstein’.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D