The Objective
Publicidad
España

Dolores Delgado silencia al Consejo Fiscal 'rebelde' otros tres meses y elude la autocrítica

Aplaza hasta finales de septiembre las peticiones y propuestas de los nuevos vocales de su principal órgano asesor, que ya no cuenta con mayoría progresista

Dolores Delgado silencia al Consejo Fiscal 'rebelde' otros tres meses y elude la autocrítica

La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, durante el Consejo Fiscal de este miércoles. | FGE

Con un discurso de más de media hora dedicado exclusivamente a ensalzar su gestión, eludiendo la autocrítica y sin dar la oportunidad a que los nuevos vocales del Consejo Fiscal pudiesen exponer peticiones, ruegos ni preguntas. Dejando claro, además, que esos asuntos de fondo no se tratarán al menos hasta finales de septiembre -dentro de tres meses-, a pesar de que el calendario hubiera permitido celebrar una nueva reunión del Consejo en julio. Así ha sido la reaparición de Dolores Delgado este miércoles ante el máximo órgano consultivo de la Fiscalía General del Estado (FGE), tras dos meses de baja por una operación en la espalda y después el varapalo sufrido en las elecciones del pasado 4 de mayo. Unos comicios en los que la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF) arrasó y logró hacerse con la mayoría en el Consejo Fiscal con la que hasta entonces contaba la Unión Progresista de Fiscales (UPF), afín a Delgado.

Un acto que las fuentes de la carrera fiscal consultadas por THE OBJECTIVE describen como «vacío de contenidos» y en el que Dolores Delgado «solo se ha dedicado a resaltar su propia gestión, sin hacer alusión a la carrera fiscal, a los vocales salientes ni a los nuevos». La fiscal general del Estado, operada de urgencia el pasado 20 de abril por un quiste sinovial que le comprimía dos vértebras lumbares, se ha reincorporado al trabajo esta semana para tomar posesión del cargo a los nueve nuevos vocales del Consejo Fiscal. Pero ha maniobrado para evitar enfrentarse a las reivindicaciones de la nueva mayoría crítica con su gestión. Y no lo hará al menos hasta dentro de tres meses. Una situación que ha dejado perplejos a muchos de los nuevos miembros del principal órgano asesor de la FGE.

«Ha sido un Consejo vacío de contenidos y en el que no se ha incluido en el orden del día ninguna petición de las formuladas por los nuevos vocales de la AF ni del representante de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF)», indica uno de los vocales presentes en el primer Consejo Fiscal en el que Dolores Delgado no contaba con mayoría progresista. «Es una lástima que en un día en el que los protagonistas son los vocales del Consejo Fiscal, los salientes y los entrantes, y en especial la carrera que los ha votado, resulte que la fiscal general solo se ha dedicado a hacerse una oda a sí misma. Ha privado de todo protagonismo a los nuevos vocales, para atribuírselo en exclusiva a sí misma», añade otra fuente de la carrera fiscal presente en el acto.

Dolores Delgado en su primera reunión con los nuevos vocales del Consejo Fiscal.
Dolores Delgado en su primera reunión con los nuevos vocales del Consejo Fiscal.

Delgado elude la autocrítica

La propia FGE emitió un comunicado en el que señala que la sesión constitutiva del nuevo Consejo Fiscal se limitó al acto previo de juramento o promesa y toma de posesión de los nuevos vocales, y a la alocución de la fiscal general del Estado. También adjuntó el discurso íntegro pronunciado por Delgado, de una extensión de 16 folios. Una alocución en la que hizo referencia expresa a la ampliación de plantilla conseguida en 2019, de 80 nuevos fiscales –frente a las 66 aprobadas entre 2011 y 2018–, al aumento del 42% del complemento por representación del Grupo 5 (que pasó de 136,56 euros a 193,74 euros desde el 1 de enero de 2018), a la convocatoria de oposiciones, la asunción de la competencia para la elaboración de los planes de formación de los fiscales y a la creación de la Dirección de Formación de la Carrera Fiscal y la recuperación de derechos reconocidos, entre otros asuntos logrados durante su gestión.

Un discurso que ha durado algo más de media hora, a pesar de que Delgado parecía incómoda y cansada por razones de salud, según las fuentes consultadas. Unas palabras que han sorprendido a los miembros de la carrera fiscal por la ausencia de autocrítica tras el varapalo sufrido por la fiscal general del Estado en las elecciones del pasado mes de mayo, en las que la Asociación de Fiscales (AF) aumentó su presencia de cinco a seis representantes, la Unión Progresista de Fiscales (UPF) bajó de cuatro a dos, y en las que, por primera vez en la historia, la Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF) obtuvo un representante.

«Lejos de recapacitar sobre el varapalo a su gestión que supuso el resultado de las elecciones del 4 de mayo, ella se reivindica de nuevo sin analizar las razones de su fracaso», indica una de las fuentes fiscales en declaraciones a este diario. Tanto los vocales de la mayoritaria AF como el representante de APIF, Salvador Viada, han intentado sacar a debate durante la reunión del Consejo Fiscal hasta más de una decena de peticiones y propuestas, pero Delgado les ha emplazado a tratarlas y votarlas en la próxima reunión, que no se producirá hasta la última quincena de septiembre a pesar de que lo habitual es celebrar un encuentro al mes.

Los vocales de la AF

«Después de su discurso, se la veía cansada y no ha admitido tratar ninguno de los escritos, ruegos ni preguntas. Ha sido un Consejo solo para ella», indica una de las fuentes presentes en el que debía haber sido el primer Consejo Fiscal adverso a Dolores Delgado. «No quiere que se traten estos temas hasta después del verano. No ha permitido entrar a valorar ningún tema, ni siquiera ha mostrado por su parte el interés de discutir estos puntos en el futuro», añade.

Ante esta maniobra, los seis representantes de la AF en el Consejo Fiscal van a registrar este jueves sus propuestas ante la Inspección Fiscal para intentar que lleguen a la fiscal general del Estado, como máxima representante del órgano asesor, antes de la reunión de finales de septiembre. La misma fórmula prevé utilizar Salvador Viada, según fuentes cercanas a la APIF, que había intentado introducir cuatro cuestiones referidas a la periodicidad de los concursos de traslado de los fiscales, la reconversión de plazas de tercera categoría y otras cuestiones relacionadas con el ámbito laboral de los fiscales, como la petición de realizar un estudio para analizar las cargas de trabajo que soportan actualmente los miembros de la carrera.

Además de ser el principal órgano asesor de la FGE, el Consejo Fiscal participa en la designación de los puestos más relevantes de la carrera fiscal. Lo componen nueve miembros electos y otros tres natos (fiscal general, teniente fiscal del Supremo y fiscal jefe de Inspección), que se suelen reunir una vez al mes para tratar todos los asuntos que son de su competencia. Desde elaborar los criterios generales para asegurar la unidad de actuación del Ministerio Fiscal -en lo referente a la estructuración y funcionamiento de sus órganos-, a participar en la propuesta y la elección de los fiscales jefes de sala que componen la cúpula del Ministerio Público, entre otras funciones recogidas en el artículo 14 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D