The Objective
Publicidad
España

Cuenta atrás para los cambios del PSOE: Héctor Gómez «sale y no es el único»

Como adelantó THE OBJECTIVE, Pedro Sánchez ejecutará el lunes una remodelación en el partido cobrándose las primeras piezas

Cuenta atrás para los cambios del PSOE: Héctor Gómez «sale y no es el único»

La cuenta atrás ha comenzado y los nervios se intensifican en el PSOE. Los cambios en el partido que adelantó THE OBJECTIVE el 23 de junio son inminentes y la fecha marcada en rojo en el calendario es la del próximo lunes. Como cada quince días en Ferraz, hay reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, y el secretario general, Pedro Sánchez, ha modificado su agenda gubernamental para forzar su presencia en la reunión. Fuentes gubernamentales y socialistas confirman a este periódico que «habrá remodelación» en el partido y que comenzará por la salida del portavoz parlamentario, Héctor Gómez. Una caída «descontada» que «tiene asumida e incluso entiende» el afectado, según fuentes de su entorno, ante la necesidad de reforzar la comunicación para que el Gobierno sea capaz de rentabilizar sus logros de gestión, algo que no consiguió el 19-J en Andalucía.

En la picota también está la cabeza del actual portavoz de la Ejecutiva, Felipe Sicilia, pupilo de la actual vicesecretaria general, Adriana Lastra, mientras que Gómez sería afín al secretario de Organización, Santos Cerdán. Un «tremendo varapalo» para ambos, según las fuentes consultadas, con el que Sánchez quiere mandarles un aviso a navegantes a los dos rivales de Ferraz tras la batalla interna que arrastran desde antes de su nombramiento en el 40º Congreso del PSOE en Valencia. Serían las salidas más sonadas que ya sospecharon algunos de los asistentes a la anterior reunión de la dirección socialista, al día siguiente de las debacle andaluza.

Ese 20 de junio de hace diez días, los asistentes a Ferraz abandonaban la sede con la convicción de que «habrá cambios en la organización» socialista y afectaría a los responsables de la comunicación del partido y el grupo parlamentario sobre quienes hizo dos consideraciones muy «duras». La primera: «Aquí quienes no han funcionado han sido los responsables de comunicación»; y la segunda: «No se puede hablar en los medios de comunicación para no decir nada». Las caras largas dieron buena cuenta del rapapolvo, que tenía dos destinatarios directos y muchos indirectos.

Los sustitutos y las entradas 

La operación de remodelación se ejecutará este lunes con celeridad y con la intención de que la sustitución sea rápida para darle tiempo a su sustituto a preparar la que será «su mejor puesta de largo» la semana siguiente con el Debate del estado de la Nación, del 12 al 14 de julio. «Un discurso brillante del portavoz permitirá insuflar moral a la tropa antes del verano y volver en septiembre con las pilas cargadas», explican desde el PSOE. Sin embargo, la operación no sólo afectaría al responsable del grupo parlamentario socialista.

Lo que es una auténtica incógnita es quién sucederá a Gómez al frente del grupo parlamentario. Entre los noveles se especula con perfiles nuevos y jóvenes, que rondan la cuarentena, como el portavoz de Economía, Pedro Casares, o la de Igualdad, Laura Verja. Aunque hay quien opina que sería la ocasión perfecta para recuperar a perfiles con más predicamento en el partido como Patxi López, uno de los pesos políticos que pasaron al ostracismo en la anterior etapa de Sánchez y que encajaría rehabilitar en estos momentos. Al fin y al cabo, hace justo un año de la descapitalización política que supuso la anterior crisis de gobierno, con la salida de José Luis Ábalos, Iván Redondo y Carmen Calvo, y meses después del Congreso ‘de la reconciliación’ de Valencia en el que Sánchez recuperó viejas figuras que apoyaron a Patxi López en las primarias.

Lo que aseguran fuentes socialistas es que los cambios en el grupo parlamentario no se reducirán al portavoz sino también a algunos de sus subordinados. Como también adelantó THE OBJECTIVE, el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE aprovechará para destituir a algunos portavoces de área, como la todavía portavoz de Vivienda, Eva Bravo, tras acusar ésta de prevaricación a la alcaldesa socialista de Jerez, Mamen Sánchez, en un mail que reenvió a todos los partidos políticos. Según adelantan fuentes parlamentarias, su sustituta será una diputada por Madrid, Gema López. Un fracaso negociador del propio Felipe Sicilia que, por la cuota andaluza, intentó mantener esa portavocía para la federación andaluza, sin éxito. Un síntoma, para algunas fuentes consultadas, de su inminente caída.

Desde el PSOE apuntan a la incógnita sobre el futuro de Felipe Sicilia. Una caída que también se da por hecho, aunque diversas fuentes apuntan a que Sánchez le mantendría en la Ejecutiva Federal despojado de sus funciones de portavoz, lo cual supondría «una tremenda desautorización para Adriana Lastra, que quedaría muy tocada». El malestar en el entorno del presidente con la pugna que arrastran su número dos y su número tres en el partido, Adriana Lastra y Santos Cerdán, es notable. Pero su salida está absolutamente descartada, no por su condición de «intocables» políticamente sino por su posición orgánica, ya que la vicesecretaria general y el secretario de Organización son cargos que elige directamente un Congreso Federal del partido, el 40º Congreso de Valencia, y no pueden ser cesados por el secretario general, como fijan los estatutos del partido.

Muestra de ello, recuerdan en Ferraz, fue la salida de José Luis Ábalos una vez cesado como ministro de Transportes. Las 48 horas que transcurrieron desde su destitución el sábado en Moncloa hasta su dimisión el lunes en Ferraz a las 20 horas fueron de una extrema tensión porque «no sabíamos si dimitiría o se atrincheraría» hasta su renovación tres meses después en el 40º Congreso de Valencia. Ni Santos ni Lastra están en una situación parecida. El presidente sigue confiando en ellos, «pero está harto de su batallita interna», explican fuentes de su entorno, «que se ha extendido hasta a los territorios y evidenciado hasta en la campaña andaluza» con la consiguiente desmovilización.  Hace falta un coordinador, un perfil intermedio que refuerce el mensaje y la comunicación del partido y que sirva de enlace con el Gobierno.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D