The Objective
Publicidad
España

Interceptan un paquete explosivo en la base aérea de Torrejón de Ardoz

Se trata del tercer sobre bomba detectado en Madrid en apenas 24 horas: el de hoy iba dirigido al Centro de Satélites

Interceptan un paquete explosivo en la base aérea de Torrejón de Ardoz

Base aérea de Torrejón de Ardoz | Eduardo Parra (Europa Press)

Agentes de seguridad han interceptado un paquete bomba en la base aérea de Torrejón de Ardoz. Se trata del tercer paquete explosivo detectado en Madrid en apenas 24 horas, después de los que llegaron ayer a la Embajada de Ucrania en España y a la empresa armamentística Instalaza, en Zaragoza.

En la madrugada del miércoles al jueves, entre las 3.00 y las 4.00 horas, los sistemas de seguridad de la base aérea detectaron un sobre sospechoso, del que se determinó tras ser analizado por rayos X podría contener en su interior algún tipo de mecanismo, según ha confirmado el Ministerio de Defensa, que también ha informado de que no hay heridos.

Efectivos tanto de la Policía Nacional como de la Guardia Civil se desplazaron hasta la base para asegurar la zona, y los investigadores de la Policía están ya analizando el sobre, que iba dirigido al Centro de Satélites.

De hecho, la Policía Nacional ya estaba evaluando si existe conexión entre la carta enviada a la embajada de Ucrania en Madrid, cuya deflagración hirió a un empleado, y la recibida ayer por la tarde por la empresa de fabricación de armamento zaragozana Instalaza, según han indicado a EFE fuentes de la investigación.

Instalaza es una empresa de armamento que emplea a más de 150 personas en tres factorías situadas en Zaragoza y que exporta su producción a más de 35 países. La empresa fabrica en Zaragoza sistemas lanzacohetes, granadas de mano y dispositivos de visión nocturna. En el catálogo de productos de su web figuran los lanzagranadas tipo C90 y los Alcotán.

Se da la circunstancia de que en marzo de este año España mandó 1.370 lanzagranadas tipo C-90 y Alcotán, junto a un cargamento de ametralladoras ligeras y 700.000 cartuchos de distinto calibre, en uno de los primeros envíos de ayuda a la defensa de Ucrania tras la invasión rusa en febrero.

La Audiencia Nacional investiga como un delito de terrorismo al menos el primer caso, en tanto que el Ministerio del Interior ha decidido reforzar la seguridad y protección de la Embajada de Ucrania. 

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D