Francia se echa a la calle por tercer sábado consecutivo contra el pase Covid

Por: The Objective

Sociedad
Francia se echa a la calle por tercer sábado consecutivo contra el pase Covid
Foto: Alain Jocard| AFP

Miles de personas se han echado a la calle por tercer sábado consecutivo en varias ciudades de Francia en «nombre de la libertad» en protesta contra el pase Covid y la vacunación obligatoria. En vísperas de esta movilización, las autoridades esperaban ver una marcha de 150.000 personas. El sábado pasado las manifestaciones habían reunido a 161.000 personas y 110.000 una semana antes.

En contexto: el detonante es el nuevo proyecto de ley del Ejecutivo con el que se pretende obligar a presentar un certificado sanitario para acceder a la mayor parte de los establecimientos públicos, como bares, restaurantes, cines y teatros. Aprobado el pasado lunes por el Parlamento, el certificado sanitario comenzará a ser exigido a partir del 9 de agosto, pero antes, el Consejo Constitucional emitirá su decisión sobre la ley el 5 de agosto.

Aunque en la mayoría de las ciudades las manifestaciones han transcurrido con calma y manera pacífica, alrededor de las cuatro de la tarde, la tensión aumentó cerca de la Place de la République, en París, donde la policía respondió con gases lacrimógenos a los chorros de proyectiles o petardos de los manifestantes, gritando «no a la dictadura» o cantando la Marsellesa. Cuatro policías han resultado heridos. 

En Rennes, la manifestación atrajo a unas 2.900 personas y se desarrolló «sin incidentes», como indicó la prefectura a AFP, mientras que en Nantes las concentraciones reunieron a unas 4.000 personas en un ambiente «muy tenso». 

En las ciudades del sureste, las autoridades han informado de cerca de 38.000 participantes. Las principales concentraciones se llevaron a cabo en Montpellier (10.000 manifestantes) y Niza (6.500 manifestantes).

En Marsella, unos 4.800 manifestantes blandieron la bandera comunista o la tricolor con la se reunió una multitud muy heterogénea (unas 4.800 personas, según la prefectura), blandiendo la bandera comunista, la de Francia rebelde (LFI) o la tricolor con la cruz de Lorena. «Presidente, diputados, senadores, científicos, periodistas todos cobardes» , se podía leer en un cartel, y en otro «No soy ni un conejillo de indias, ni un código QR». Por su parte, en Lille, más de 2.000 personas, marcharon por el centro coreando «libertad, libertad» o «el pase sanitario no lo queremos».

En la Francia continental, la epidemia va en aumento, especialmente en las zonas más turísticas, donde se han implantado medidas de salud más estrictas. Las personas no vacunadas contra el Covid-19 representan alrededor del 85% de los pacientes hospitalizados en Francia, incluso en cuidados intensivos, y el 78% de las muertes por el virus, según un estudio publicado el viernes.