Publicidad

Cultura

Julia Echevarría, cuatro años al frente de una editorial arriesgada

Camino de cumplir veinte años y después de que Julia Echevarría cogiera el relevo de Ana S. Pareja, Alpha Decay busca llegar a nuevos públicos apostando por el cómic y por mezclar lo contemporáneo con los clásicos

Julia Echevarría, cuatro años al frente de una editorial arriesgada
Cedida por la editorial

En 2024, Alpha Decay cumplirá veinte años, pero ese camino a la madurez hace ya tiempo que lo ha emprendido. Fue, junto a Minúscula –nacida en 1999 de la mano de Valeria Bergalli– y a Libros del Asteroide –fundada por Luis Solano en 2005– una de las primeras editoriales que aparecían para trazar un nuevo mapa, más complejo y variado, del mercado editorial.

Hace cuatro años, su editora y la creadora del sello Héroes Modernos Ana S. Pareja tomaba un nuevo camino. Su relevo lo recogía Julia Echevarría, quien actualmente está al frente de la editorial junto a su fundador, Enric Cucurella, y dirige la colección Alpha Decay, que vendría a ser la continuación de aquellos Héroes Modernos del inicio: «Más allá del nombre, la colección no ha cambiado mucho, ni tan siquiera estéticamente», comenta Echevarría, quien reconoce que una de las principales razones por las que decidieron cambiar el nombre a la colección fue la búsqueda de nuevos lectores: «Queríamos ampliar nuestro público, evidentemente sin renunciar al espíritu que ha tenido Alpha Decay desde el inicio y que ha sido su signo de identidad. Seguimos ofreciendo libros distintos y arriesgados, pero queremos abrirnos a nuevos lectores».

De ahí, por ejemplo, la creación de una nueva colección dedicada exclusivamente al cómic y dirigida por Alba Mora. Son conscientes de que abrirse camino en el mercado del cómic no es fácil –«es un mercado difícil, en el que cuesta introducirse, sobre todo porque hay otras editoriales que llevan trabajando este tipo de libros muy bien y desde hace mucho tiempo»–, pero, al mismo tiempo, están convencidos, Mora la primera, de que el lector de Alpha Decay también puede ser un lector de cómic. El primer título de la nueva colección, publicado justo antes de la pandemia, fue Devastación, cómic proveniente del circuito underground que resume muy bien el carácter de la colección: arriesgado y punk, como lo era la propia Alpha Decay en sus inicios. 

Julia Echevarría, cuatro años al frente de Alpha Decay, una editorial independiente y arriesgada 3
Imagen vía Alpha Decay.

Apostando por los clásicos

Dejando de lado la vertiente de cómic, la editorial barcelonesa ha suavizado ese espíritu transgresor del principio: sigue apostando por la literatura contemporánea, pero hace tiempo que viene incorporando títulos de clásicos modernos como Chiyo Uno, autora japonesa que tuvo un enorme éxito en los años treinta con Confesiones de amor; E.M. Forster, de quien han publicado, bajo la edición de Gonzalo Torné, sus intervenciones radiofónicas en la BBC; o Susan Sontag, con la entrevista que le hizo Jonathan Cott para la revista Rolling Stone.

Junto a todos ellos, cabe destacar, asimismo, la incorporación de cuatro románticos: Lord Byron, John Keats, Mary y Percy Shelley. Bajo el título de El mundo roto. Tres epistolarios románticos, Gonzalo Torné ha hecho una selección de las cartas que se enviaron entre sí estos autores. «Quizás pueda extrañar un título como este dentro de un catálogo como el nuestro, asociado con literatura más contemporánea, o de temas de actualidad», reconoce Echevarría, «sin embargo, para nosotros tiene todo el sentido: responde a una voluntad de traer estos textos de otra época a la contemporaneidad, voluntad que queda explicitada en la introducción que firma Gonzalo Torné, quien precisamente ahí cuenta su vigencia. De hecho, las distintas cartas nos permiten observar de qué manera cada uno de los tres autores concibió el amor, concepciones todas ellas que apelan al lector contemporáneo y que ayudan a comprender las ideas actuales sobre el tema».

«Alpha Decay es una especie de cajón de sastre, pero muy pensado»

Y es precisamente esta reflexión sobre el sentimiento amoroso lo que conecta este título con El buen sexo mañana, un ensayo de Katherine Engel sobre los conceptos de deseo, de placer o de libertad sexual en las mujeres. Engel reflexiona sobre cómo se han construido dichos conceptos y sobre su evolución hasta los años del #MeToo. «En lo que siempre hemos trabajado y en lo que, creo, trabaja cualquier editorial independiente o pequeña es en intentar que todos los libros, por distintos que sean, dialoguen entre sí», por esto, añade la editora, una colección principal como Alpha Decay, que es «una especie de cajón de sastre, pero muy pensado. Aunque quizá solo nosotros seamos capaces de ver el vínculo entre todos los libros, lo que buscamos es que todos tengan un punto de unión entre sí y, al mismo tiempo, que todos ellos tengan sentido dentro de la editorial. Tenemos muy claro cuáles son los libros Alpha Decay y cuáles no, de ahí que no solo la colección principal, sino todas tengan coherencia interna más allá de que los géneros, los autores o las tradiciones literarias sean distintas». 

Julia Echevarría, cuatro años al frente de Alpha Decay, una editorial independiente y arriesgada 4
Imágenes vía Alpha Decay.

La literatura contemporánea ‘avant tout’

Y si algo ha tenido claro Alpha Decay desde el primer momento fue en su deseo de apostar por lo contemporáneo, por introducir en el mercado en español figuras relevantes de la literatura actual extranjera, principalmente la anglosajona.

Este impulso por descubrir nuevas voces y publicarlas inmediatamente después de que ven la luz en sus países de origen se mantiene intacto. Sin la ayuda de scouts, «pues tenemos una manera de llegar a los libros más bien activa e inquisitiva», a los de Alpha Decay les gusta ser responsables «de sus hallazgos», entre los que cabe destacar, de entre los últimos, a Hilary Leichter, Olivia Sudjic y Katherine Angel.

Julia Echevarría, cuatro años al frente de Alpha Decay, una editorial independiente y arriesgada 5
Imagen vía Alpha Decay.

Son conscientes de que les puede pasar lo mismo que a Capitán Swing, que tras ser los primeros y los únicos en apostar por ella, vieron cómo Rebecca Solnit terminaba en el catálogo de un gran grupo. «Quizás hayamos tenido mucha suerte… Obviamente, asumimos que si una gran editorial se interesara por nuestras autoras y les hiciera una buena oferta, la considerarían, pero también tengo la sensación de que se sienten muy cómodas con nosotros, y muy bien acompañadas y defendidas dentro de nuestro catálogo», concluye Echevarría, confesando que, si bien quieren seguir apostando por la literatura internacional, les apetece también trabajar con autores de aquí, algo que han comenzado a hacer con Andrés Barba, cuyo ensayo La risa caníbal acaban de reeditar en una edición ampliada con dos nuevos capítulos, «uno sobre la cultura de la cancelación y el otro sobre el humor feminista». 

Julia Echevarría, cuatro años al frente de Alpha Decay, una editorial independiente y arriesgada 1
Foto cedida por Alpha Decay.

Independiente entre grandes grupos

En un escenario «cada vez más polarizado, donde los circuitos en que se mueven los grandes grupos están cada vez más alejados de aquellos en los que se mueven los sellos independientes», Alpha Decay se ha consolidado a lo largo de todos estos años hasta convertirse en un sello indispensable a la hora de trazar un mapa del mercado literario actual.

A la pregunta de cómo vivieron el arrinconamiento sufrido por parte de las editoriales independientes en la última Feria del Libro de Madrid, no titubean: «Lo de la feria se explica como el resultado de una mala gestión, y de falta de empatía y consideración hacia los pequeños sellos». Eso sí, reconocen que, si bien participar en la Feria implica una elevada inversión económica, «siempre acabamos recuperando gastos», algo que no pueden decir todas las editoriales independientes que, sin embargo, siguen acudiendo «por la visibilidad que se obtiene, porque es la manera de darse a conocer y ganar lectores». «Pero claro», concluye Echevarría, «si te colocan en un lugar en el que no pasa la gente, deja de tener sentido: pierdes dinero y pasas desapercibido». 

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D