The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

Ábalos visitó Dominicana y Guinea con un empresario que recibió 636.000 euros del Gobierno durante la pandemia

Ignacio Palomo fue el adjudicatario de tres contratos a dedo: uno del Ministerio del Interior y dos de una empresa pública vinculada a Transportes

Ábalos visitó Dominicana y Guinea con un empresario que recibió 636.000 euros del Gobierno durante la pandemia
Salud Pública República Dominicana|

El exministro de Transportes José Luis Ábalos visitó este verano la República Dominicana y Guinea Ecuatorial de la mano de un empresario al que el Gobierno adjudicó 636.000 euros en contratos públicos a dedo durante la pandemia. El empresario se llama Ignacio Palomo y es una eminencia en el campo de la Ginecología y la Fertilidad. Presidente de la empresa Arpa Médica, Palomo es un referente en técnicas de reproducción asistida y es conocido como «el ginecólogo de la jet set».

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, el primero de los viajes de Ábalos y Palomo fue la primera semana de agosto a la República Dominicana. Un viaje «de negocios» que realizaron junto al asesor más estrecho del exministro, Koldo García Izaguirre. Ese viaje se produjo apenas tres semanas después de que Ábalos abandonara su puesto en el Ministerio de Transportes (10 de julio). Las fuentes consultadas por este periódico subrayan el objetivo comercial de este viaje y el intento por «utilizar al exministro como carta de presentación ante las autoridades» del país. Entre ellas, el ministro de Salud Pública del Gobierno de la República Dominicana, Daniel Rivera, al que vieron el 5 de agosto y cuya reunión se plasmó en la instantánea que acompaña este artículo.

La versión difundida en su momento por la República Dominicana habla de un encuentro con el exministro de Transportes y un «especialista de salud de ese país», en referencia a Palomo, que «felicitaron al ministro por los indicadores de la República Dominicana sobre la COVID-19, calificándolos como trascendentales frente a muchos países de América Latina», así como los buenos resultados en la aplicación de las vacunas. Y añadieron desde el Ministerio de Salud Pública: «Intercambiaron conocimientos de asuntos referentes a proyectos de integración de la red de salud».

Esos proyectos en cuestión son una incógnita, pero las instantáneas y la versión del país caribeño evidencian la intención de Palomo de ampliar horizontes comerciales con la apertura de clínicas de fertilidad en la región. Algo que ya había hecho hacía ocho meses en Guinea Ecuatorial. A principios de diciembre de 2020, su empresa, Arpa Médica, abrió un hospital en el país africano gracias a una colaboración público-privada. El Centro Universitario de Ginecología y Fertilidad quedó ubicado dentro de un hotel de lujo, el Grand Hotel Djibloho.

La conexión con Ábalos tuvo lugar cinco meses después, en mayo de 2021, cuando se les retrató por primera vez juntos en esta imagen en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) de Madrid. El entonces responsable de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana despachó junto al embajador de la República de Guinea Ecuatorial en España, Miguel Edjang Angie, con Palomo a su derecha. No en vano el presidente de Arpa Médica colaboró para la puesta en marcha del stand «Guinea Ecuatorial: Turismo y Salud», que constaba de varios expositores, entre los cuales uno pertenecía al hotel de lujo que acoge la citada clínica de fertilidad. El embajador agradeció al exministro por haberse mostrado dispuesto a apoyar a Guinea para «impulsar su turismo».

El siguiente eslabón de la cadena tuvo lugar la segunda semana de agosto, cuando Palomo y Ábalos volvieron a viajar juntos, aunque esta vez a Guinea Ecuatorial, donde se reunieron con las autoridades del país africano, pero sin plasmarlo ante las cámaras. Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que al viaje también asistieron otras dos personas: Koldo García y una mujer joven sin identificar. Los cuatro fueron retratados en una fotografía publicada en las redes sociales, pero sin desvelar la identidad de Palomo. THE OBJECTIVE se ha intentado poner en contacto con Ábalos para recabar su versión sobre estos asuntos, pero ha preferido guardar silencio.

Los contratos con el Gobierno

La relación entre el exministro y el doctor Palomo tiene trascendencia política ya que este último ha sido el adjudicatario de varios contratos durante la pandemia a través de dos sociedades distintas. La primera de ellas es el Instituto de Ginecología y Medicina de la Reproducción Doctores Ordas y Palomo SL, de la cual Palomo es administrador único y con la que obtuvo la adjudicación de un contrato para suministrar material de protección a la Secretaría de Estado de Seguridad por importe de 600.000 euros. Fue el 31 de marzo de 2020, en los primeros días del confinamiento del primer estado de alarma, cuando se recurrió a esta sociedad para la compra de material sanitario procedente de China, lo cual se produjo a través de un procedimiento de emergencia y negociado sin publicidad, según permitían las normas excepcionales de aquel momento. Aunque ese contrato dependía directamente del Ministerio del Interior, dirigido por Fernando Grande-Marlaska, Ábalos también era en aquel momento una de las cuatro autoridades delegadas por el presidente Pedro Sánchez para gestionar la crisis.

El segundo contrato se adjudicó a otra de las empresas de Palomo, en este caso la sociedad Cleodora Health Consulting SL, de la cual Palomo también es adjudicatario único, y que recibió  18.148 euros por parte de la empresa pública Adif, dependiente del Ministerio de Ábalos, para el suministro de gel antiséptico en el mes de abril de 2020. E idéntica cantidad recibió la misma empresa dos meses después, en julio de 2020, ya finalizado el estado de alarma pero aún en el escenario de levantamiento progresivo de restricciones. Nuevamente el contrato licitado por la administración concedía un importe de 18.148 euros para el suministro de gel antiséptico para la limpieza de manos a la empresa Cleodora Health Consulting SL. Ambos procedimientos fueron tramitados por el procedimiento de urgencia y adjudicados a dedo «sin negociación ni publicidad» por tratarse de contratos de menor cuantía.

En total, el Gobierno adjudicó durante la pandemia 636.000 euros a empresas de Palomo: 600.000  a través de la Subdirección General de Gestión Económica y Patrimonial del Ministerio del Interior y el resto a través de la empresa pública Adif (Administración de Infraestructuras Ferroviarias). El pasado 5 de agosto, apenas transcurridas tres semanas de su defenestración política, el exministro y ex secretario de Organización del PSOE se dedicó ayudar en sus gestiones comerciales a Palomo, aunque no consta que recibiese remuneración alguna por ello. Si Ábalos estuviera cobrando aún la indemnización como exministro a la que tiene derecho, tendría muy limitado el cobro de otras cantidades adicionales por este tipo de gestiones, aparte de que toda actividad que realice está sujeta al Régimen de Incompatibilidades que fiscaliza el Ministerio de Hacienda.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D