El Gobierno asegura que las expulsiones de inmigrantes a Marruecos están "en el marco de la legalidad"

Mundo ethos

El Gobierno asegura que las expulsiones de inmigrantes a Marruecos están "en el marco de la legalidad"
Foto: FABIAN BIMMER| Reuters

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha denunciado este viernes tras el Consejo de Ministros que las actuaciones de los más de 100 inmigrantes que saltaron la valla de Ceuta el miércoles son «inaceptables» por la violencia que utilizaron y asegura que, con sus expulsiones a Marruecos, el Gobierno ha actuado «estrictamente en el marco de la legalidad y la política migratoria europea». Calvo ha afirmado que la política migratoria «de este Gobierno es la que nace de la legalidad internacional».

El miércoles, más de 100 inmigrantes lograron saltar la valla fronteriza entre Ceuta y Marruecos en un nuevo asalto masivo en el que resultaron heridos siete agentes de la Guardia Civil por quemaduras de ácido y cal. Los inmigrantes corrieron hasta el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) tras saltar la valla, pero un día después fueron expulsados a Marruecos.

Calvo ha asegurado además que todos los inmigrantes que saltaron la valla de Ceuta fueron atendidos legalmente uno por uno antes de ser deportados, y que los menores se han quedado en España. También ha dicho que ninguno de ellos ha solicitado asilo en España.

«No va a consentir este Gobierno una situación como la que vivimos. Esta no es una manera aceptable de entrar a nuestro país, de forma irregular y violenta. Y además tenemos a nuestros cuerpos de seguridad que tienen que afrontar situaciones muy complejas», ha denunciado la vicepresidenta. «No hemos hecho otra cosa que activar un acuerdo bilateral con Marruecos del año 1992 que se ha usado otras veces», ha afirmado en relación a la expulsión de 116 inmigrantes a Marruecos.

Varias ONG han arremetido este viernes contra la decisión del Gobierno de devolver a Marruecos a 116 inmigrantes que saltaron la valla de Ceuta. Las organizaciones sospechan que la rapidez con la que se llevaron a cabo estas expulsiones impidió que se cumplieran las garantías y derechos de estas personas.

El jueves, Amnistía Internacional exigió al Gobierno que paralizara las expulsiones exprés de inmigrantes que se están produciendo hacia Marruecos, pues consideran que pueden suponer «una violación de los derechos humanos de las personas migrantes y posibles solicitantes de asilo».

Por otra parte, los abogados que han proporcionado asistencia jurídica a los inmigrantes expulsados este jueves a Marruecos barajan recurrir las devoluciones. La Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Ceuta ha celebrado una reunión extraordinaria para decidir si se pide a los letrados que recurran las devoluciones exprés.