Hollande critica a Trump al inicio de la cumbre de la UE en Malta

Política y conflictos

Hollande critica a Trump al inicio de la cumbre de la UE en Malta
Foto: HANDOUT

La «presión» del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la Unión Europea a través de sus declaraciones es «inaceptable», ha manifestado este viernes en La Valeta su homólogo francés, François Hollande, antes del inicio de la Cumbre de jefes de estado y de gobierno europeos. La reunión tiene como objetivo abordar problemas como la inmigración y los conflictos en África y Oriente Medio, pero todos los participantes dan por hecho que la Administración Trump también formará parte de las conversaciones.

«Es inaceptable que haya, a través de un cierto número de declaraciones del presidente de Estados Unidos, una presión sobre lo que debe ser Europa o sobre lo que no debe ser», denunció Hollande a su llegada a la reunión en la capital maltesa. El presidente francés ha sido uno de los más críticos con Trump quien, tras su elección como presidente de Estados Unidos, ha convertido a la UE en objeto de sus críticas, no sólo por celebrar el Brexit y asegurar que otros países seguirían los pasos de Reino Unido, sino también por amenazar con retirar la ayuda de EEUU a sus socios de la OTAN, si no aumentaban su gasto militar nacional.

Los mandatarios europeos abordan este viernes en La Valeta algunos de los mayores retos del proyecto europeo que cumple 60 años, como el Brexit o la crisis migratoria, en la primera reunión desde que Donald Trump fue investido presidente de Estados Unidos. «Las preocupantes declaraciones de la nueva administración estadounidense hacen que nuestro futuro sea altamente impredecible», en el marco de «una nueva situación geopolítica en el mundo», advirtió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en su carta de invitación a los líderes europeos para participar en la Cumbre. En su apocalíptica carta, además de Trump, Tusk incluyó entre las «amenazas» externas afronta el bloque, a China, Rusia y la situación en Oriente Medio y África, ya que Washington «parece que cuestiona los últimos años de política exterior estadounidense».