The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Italia

Italia para los pies a McDonalds en Roma: no tendrá restaurante junto a las Termas de Caracalla

Redacción TO
Última actualización: 1 Ago 2019, 2:00 pm CET
Foto: Alessandro Bianchi | Reuters

McDonalds no tendrá un nuevo restaurante junto al yacimiento arqueológico de las Termas de Caracalla de Roma. Las autoridades italianas han frenado la construcción del restaurante de la cadena tras las quejas y críticas que había suscitado este proyecto.

El Ministerio de Cultura italiano ha anunciado a través de un comunicado que desde este jueves las obras quedarán paralizadas, y así lo ha dejado firmado el director general de la Dirección de Arqueología, Bellas Artes y Paisaje del ministerio, Gino Famiglietti.

El ministro de Cultura Alberto Bonisoli ha reivindicado en sus redes sociales que el patrimonio cultural italiano “merece ser tratado bien, dignamente, con cuidado y respeto”.

Avevo già espresso la mia contrarietà ad un fast food nell'area archeologica delle Terme di #Caracalla, vi informo che il Mibac ha provveduto ad annullare l'autorizzazione

Publiée par Alberto Bonisoli sur Mercredi 31 juillet 2019

Una decisión que también ha celebrado la alcaldesa de la ciudad, Virginia Raggi, del mismo partido, el Movimiento Cinco Estrellas. “Las maravillas de Roma deben ser protegidas”.

 

Agentes del cuerpo de los Carabineros ya han notificado esta decisión a la empresa encargada de la construcción del restaurante, y previamente se había anulado la autorización para edificar.

El proyecto había suscitado cierto malestar entre los vecinos de Roma pues suponía abrir un restaurante de comida rápida en uno de los sitios arqueológicos más importantes y bellos de la capital, y temían que lo degradara.

El local del restaurante estadounidense debía construirse cerca del yacimiento, en la zona del antiguo Eurogarden, en un lateral, y habría contado con 10.000 metros cuadrados, además de una zona para pedir desde el coche, según recogen los medios locales.

Las Termas de Caracalla, mandadas construir por el emperador que las da nombre en el 216 d.C, es uno de los más grandes y mejor conservados complejos termales de la Antigüedad. Fueron erigidas a los pies del Celio, una de las siete colinas de Roma, como un imponente espacio dedicado al baño y al deporte, pero también para la meditación y el estudio de los romanos del Imperio.

Sus ruinas son uno de los atractivos turísticos de la capital ya que permiten imaginar la grandeza de estas termas, y en verano acogen además la temporada estival de la Ópera de Roma.

La asociación de consumidores Codacons ha celebrado la paralización del proyecto porque llevarlo a cabo, en opinión de su presidente, Carlo Rienzi, suponía “una obra que habría perjudicado el paisaje del centro histórico y degradado el patrimonio cultural de Roma”.