Kim Kardashian desata la polémica con Kimono, su nueva línea de ropa interior

Kimono es una línea formada por diferentes piezas como bodies, conjuntos de sujetador y bragas de talle alto y mallas asimétricas

Por: The Objective

Mundo ethos
Kim Kardashian desata la polémica con Kimono, su nueva línea de ropa interior
Foto: Evan Agostini

La nueva línea de ropa interior de Kim Kardashian ha generado una gran polémica en las redes sociales, especialmente entre los usuarios japoneses, debido a su nombre, Kimono. A pesar de su nombre, la marca tiene poco que ver con la tradicional prenda japonesa, cuyo uso se remonta al siglo XV.

Kimono es una línea formada por diferentes piezas como bodies, conjuntos de sujetador y bragas de talle alto y mallas asimétricas creadas para poder llevarlas con faldas con una abertura.

“Finalmente puedo compartir con vosotros este proyecto que he estado desarrollando durante el último año”, ha anunciado Kim Kardashian en sus redes sociales. “Kimono es mi apuesta en las fajas y las soluciones para las mujeres que realmente funcionan”.

Sin embargo, su entusiasmo se ha visto nublado por las numerosas críticas que ha recibido, muchas de ellas con el hashtag inspirado en su nueva marca #KimOhNo, por apropiarse del nombre de una prenda tradicional japonesa para una ropa que ni siquiera se parece a ella.

“Nombrar a tus productos o startup con palabras japonesas puede parecer estar a la última, pero realmente es malo cuando nuestra cultura es diluida por nombres o marcas que no tienen nada que ver con lo que la palabra representa realmente”, critica Yuka Ohishi en Twitter.

“Tus productos son geniales. Sin embargo, kimono no es un nombre que se pueda dar por el honor personal, puedes darle a tu producto otro nombre original. Por favor, ten algo de respeto por la tradición japonesa”, pedía otra usuaria en Twitter.

Kim Kardashian no ha respondido a las acusaciones de apropiación cultural hechas a su marca y la ha seguido vendiendo como una colección de prendas que “celebra y ensalza la figura y las curvas de las mujeres”.