La CNMC multa a Iberdrola y EDP por irregularidades en contratos con sus clientes

Economía y capital

La CNMC multa a Iberdrola y EDP por irregularidades en contratos con sus clientes
Foto: Iberdrola

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto sanciones por un total de 70.000 euros a las empresas Iberdrola Clientes y EDP Energía por incumplir los procedimientos de contratación que deben seguir las compañías de gas y electricidad cuando captan un nuevo cliente. Estas prácticas están tipificadas como infracciones leves en la Ley del Sector Eléctrico.

Durante su investigación a Iberdrola, la CNMC comprobó que la empresa no cumplió con su obligación de contar en todo momento con la documentación que acreditase la voluntad del cliente de cambiarse de compañía para cuatro contratos de suministro eléctrico. Por lo tanto, la CNMC considera que la empresa es responsable de cuatro infracciones leves y le ha impuesto multas por valor de 40.000 euros. La empresa ha reconocido su responsabilidad y ha efectuado el pago anticipado de las multas, acogiéndose a las reducciones de cuantía previstas.

Las pesquisas sobre EDP, por su parte, se iniciaron después de recibir la denuncia de un consumidor que reclamaba que le habían cambiado de compañía eléctrica sin su permiso. La compañía le había informado de que se trataba de una renovación y no de un nuevo contrato que implicaba un cambio de comercializador. Por ello, la CNMC ha impuesto una sanción de 30.000 euros por una infracción leve. Al igual que Iberdrola, EDP ha reconocido su responsabilidad y ha abonado el pago anticipado de la multa.

Multas similares anteriores

Esta misma semana, la CNMC multó a Endesa con 260.000 euros por no poder acreditar el consentimiento de 17 clientes por cambiar de compañía. La Comisión multó a la misma compañía a finales del pasado enero con 30.000 euros por incumplir los requisitos de contratación con los clientes y en diciembre con 120.000 euros por dar de alta a clientes sin contar con su consentimiento. Meses antes, en marzo de 2018, esta compañía también fue sancionada con 30.000 euros por una práctica similar.

Además, en un intento de minimizar la confusión del cliente a la hora de distinguir entre las diferentes empresas, la CNMC exigió el pasado septiembre a varias compañías energéticas a modificar su imagen de marca.